HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-08 05:00:00

HAGASE OIR

Terminó el paro en Barrancabermeja Después de siete días, terminó felizmente el paro de transporte en Barrancabermeja, lo que nos deja las siguientes reflexiones:
HAGASE OIR

Nunca, que recuerde yo, aparte de la huelga de los trabajadores de Ecopetrol en 1977, habíamos tenido un paro tan largo pero a la vez tan pacífico. Gracias a Dios superamos aquellas épocas aciagas cuando la subversión infiltraba cualquier protesta que hubiera en la ciudad; hay que reconocer el buen comportamiento de los transportadores que siempre fueron respetuosos de la libre movilidad y nunca buscaron las vías de hecho. A nuestro Alcalde, su gran capacidad de liderazgo convocando a todas las partes a un foro por la legalidad y la gobernabilidad donde estuvieron las partes en conflicto, inclusive los mototaxistas. Dejó demostrada nuestro alcalde su capacidad de convocatoria, respetuoso de la ley y de los derechos de todos y por sobre todo, su espíritu conciliador dispuesto siempre al diálogo, lo que le hace mucho bien a una sociedad asediada por enemigos de la paz y la convivencia. Nos queda a los ciudadanos apoyar a las instituciones, apoyar al transporte formal pero a ellos también el compromiso de mejorar sus servicios y modernizar tanto su parque automotor como su vocación de servicio hacia los usuarios. A los amigos mototaxistas también les queda el compromiso de buscar alternativas de trabajo dentro de la legalidad y en eso nos consta que el gobierno local los ha apoyado con capacitación y créditos para proyectos productivos donde tengan un empleo digno.

Ahora, goc√©monos nuestras fiestas del Petr√≥leo, haci√©ndole ver a propios y extra√Īos que somos un territorio de Paz.

Antonio Sarmiento R.


Mercedes Sosa

Una voz, dos voces, mil voces, todas las voces: se unen para despedir a ¬ďla negra¬Ē a ¬ďla voz de Am√©rica¬Ē; un ser humano de sue√Īos profundos y con el sentimiento de percibir, sensaciones, afectos y emociones; fue una mujer comprometida con la soberan√≠a y el bienestar del pueblo y una defensora a ultranza de la autodeterminaci√≥n de los individuos (fustig√≥ el ejercicio sin control del poder absoluto).

Los √°ulicos de la dictadura le ten√≠an aversi√≥n (su pecado era cantar: Mar√≠a, Mar√≠a, Todo cambia, S√≥lo le pido a Dios, Canci√≥n con todos, A√Īos, Alfonsina y el mar, Mar√≠a va, Canci√≥n para Carito, Hermano dame tu mano, Como la cigarra, Duerme negrito, Dale alegr√≠a a mi coraz√≥n...): soldados que apuntan y Mercedes sigue imp√°vida, rasgando la guitarra y con el pueblo en su voz (todos los espectadores la acompa√Īaron a la c√°rcel). A Mercedes le toc√≥ abandonar su luna de Tucuman y llorar la pena del destierro.

Si se calla el cantor, calla la vida...lo dice la letra de la composición de Horacio Guarany, que marcó el alma de Mercedes Sosa. La imaginamos, luminosa, saludando a Violeta Parra: Gracias a la vida.

Uriel Bautista Gamboa

Las vías de Santander

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero si comparamos el estado de las v√≠as de nuestro Departamento con el de otros de igual nivel (para no tener sorpresas al compararnos contra Choc√≥ o Guajira), vemos que estamos muy lejos de tener el mismo desarrollo. Disculpas hay muchas: que siempre pedimos para arreglar una alcantarilla mientras que otros piden para construir un t√ļnel, que nuestra clase dirigente siempre antepone sus intereses personales a los regionales, que el serrucho campea en la contrataci√≥n estatal, etc. Lo cierto es que perdimos el horizonte hace rato. Recuperarlo va a ser un proceso muy dif√≠cil. Debemos tomar los buenos ejemplos de nuestros vecinos: Antioquia ya est√° construyendo con aportes nacionales dobles calzadas en todas las direcciones buscando el mar, el r√≠o Magdalena y en fin, todos sus puntos de inter√©s estrat√©gico para su econom√≠a. Adem√°s, hizo una solicitud para que el Estado le devuelva a t√≠tulo gratuito la propiedad de la l√≠nea f√©rrea del famoso Ferrocarril de Antioquia (nosotros seguimos perdiendo metro a metro en medio del total abandono la l√≠nea Bucaramanga-Puerto Wilches), y todo esto sin vender a ISA ni a EPM (nosotros s√≠ tuvimos que vender a la ESSA). ¬ŅQu√© hacer se√Īor Gobernador?

H√©ctor Ord√≥√Īez


Don Juvenal el taxista: 15 a√Īos

Dibujo mu√Īequitos desde los siete u ocho a√Īos, gracias a la influencia que ejerci√≥ en m√≠ el suplemento de historietas que ven√≠a entonces (y ahora) en la Vanguardia de los domingos. Pero solo hasta cierto d√≠a de octubre de 1994, logr√© crear un personaje que realmente me ¬ďtramara¬Ē como deb√≠a ser: don Juvenal L√≥pez, un aut√©ntico santandereano, flaco, bonach√≥n, de ojos de huevo tibio, bigote de aguacero trasquilado, patillas de Mariscal Sucre y gorra de ¬ďterlenka¬Ē setentera, entre otras peculiares caracter√≠sticas, am√©n de su viejo taxi R-12 modelo ¬Ď81, etc.

¬°C√≥mo pasa el tiempo! Ya han transcurrido 15 a√Īos. Personalmente, me gustar√≠a tener un espacito de prensa, ojal√° junto con otras historietas, para publicar mis tiras c√≥micas formato 3+3 a todo color. Claro que al principio es dif√≠cil, porque le toca a uno convencer hasta lo imposible a los directores y directivos de los peri√≥dicos, pero tarde que temprano llega el anhelado d√≠a. As√≠ le pas√≥ tambi√©n a Jim Davis, luch√≥ y luch√≥ hasta convencer con su gato.

Le doy mil gracias a Vanguardia Liberal por aquel suplemento de historietas que tanto nos hizo divertir e inspirar talentos a los ni√Īos de entonces. Ch√©vere ser√≠a que regresaran Benit√≠n y Eneas, que eran mis favoritos. Pero bueno, sea lo que sea, que no vaya a desaparecer jam√°s esta divertida secci√≥n.

Iv√°n Chaparro

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad