Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

Los que saben de cargas pesadas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-11 05:00:00

Los que saben de cargas pesadas

Si alguien sabe de transporte de carga en Santander, es Benito Alejandro Vega Nigrinis y su familia.
Los que saben de cargas pesadas

Él lleva 30 años de su vida dedicada a este sector, tiempo en el que ha vivido tanto periodos de bonanza como de crisis. Por eso, desde su oficina sabe lo que se está haciendo y dejando de hacer en Santander y en el país.

“Antes se movía mucho maíz de importación, 17 mil toneladas mensuales. Ahora sólo 3 mil toneladas. Por el contrario, se está moviendo mucho algodón porque los productores están volviendo a sembrar. También está llegando mucho arroz por Ecuador y Venezuela”, cuenta Vega Nigrinnis.

Este empresario santandereano está detrás de Tractocar de Colombia y Cia. Ltda., compañía de transporte que cumple 20 años.

Empresa que se destaca en el gremio por ser una de las pocas de la región que se sigue moviendo a pesar de que la crisis del sector ha llevado a las más antiguas a la quiebra.

Benito es reconocido por los transportadores como uno de los primeros en Santander que tuvo mulas para transporte.

Con casi 500 transportadores afiliados, Tractocar de Colombia respalda las operaciones de carga de igual número de vehículos en el país.

Hoy, además de carga, han encontrado en el transporte de maquinaria pesada una alternativa rentable, para ‘cogerle’ el paso al desarrollo de las megaobras en Santander.

Por esta razón, en la actualidad Benito no está solo, comparte sus acelerados días con dos de sus hijos, Lucía Beatriz y José Luis Vega Serrano.

Así es la movida…

Esta empresa ha impulsado el desarrollo de las industrias y obras de infraestructura de la región.

Sus camiones han soportado cargas que pueden superar las 100 toneladas; por ejemplo, la maquinaria que ayudó a ubicar la hoja de tabaco sobre la que reposa el Monumento a la Santandereanidad en el Parque Nacional del Chicamocha.

Inclusive movilizó algunas estructuras del Teleférico, tarea que parece titánica por la magnitud de sus bases.

En su innumerable lista de movimientos también están los rollos ‘gigantes’ de papel sobre los que se imprime el periódico más importante de la región, Vanguardia Liberal.  A la lista se le suman despachos para Italcol, Campollo, Avidesa MacPollo, el Cerrejón, entre otras.

Para cada movimiento hay un estricto protocolo que se debe cumplir para garantizar la seguridad de la entrega.

Si se trata de maquinaria pesada de más de tres metros de ancho, que se transporta en camabajas, se requieren permisos especiales por parte del Ministerio de Transporte, además de técnicos, guardaespaldas y la señalización exigida para carreteras.

El movimiento requiere de un apoyo de casi 10 personas que incluye tecnólogos viales.

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad