No acabemos con el empleo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-11 05:00:00

No acabemos con el empleo

En un escrito anterior me refería a que, siendo tan complejo el crear nuevos empleos dignos y productivos, las políticas estatales debían centrarse al menos en no acabar con el poco empleo existente y procurar dignificar sus condiciones.
No acabemos con el empleo

Pero aqu√≠ parece que por impulsar el ¬ďprogreso¬Ē y favorecer a los poderosos vamos en contrav√≠a.¬† Aunque podr√≠a dar otros ejemplos, me refiero espec√≠ficamente al caso de los basuriegos o recicladores manuales.

Todos somos conscientes de la benéfica labor que desarrollan estos seres humanos buscando su supervivencia y de la de sus familias, en condiciones difíciles y hasta deplorables.

También es conveniente ir racionalizando y tecnificando progresivamente esta actividad pero sin desplazar o dejar en la miseria a quienes hoy la realizan en forma manual y primitiva.

Pero un ¬ďcreativo¬Ē legislador, el mismo que tuvo la ocurrencia de prohibir pedir limosna o vender en los alrededores de los sem√°foros, cr√°neo la ley 1259, sancionada por el gobierno, que regula esta actividad en condiciones que condenan a la miseria a esta humilde, honesta y laboriosa comunidad, con reglamentaciones s√≥lo al alcance de los poderosos.

Las basuras que antes eran consideradas ¬ďres nullius¬Ē son ahora un bien p√ļblico o sea de propiedad estatal. Los basuriegos tendr√°n que pagar derechos para recogerlas o recibir licencia del Estado para su actividad. ¬°Que pesquen tambi√©n all√≠ votos los politiqueros!

Se prohíbe examinar y extraer los contenidos de las bolsas o sea reciclar manualmente.  Lo racional sería exigir que no se dejen esparcidas.
Se proscribe ¬ďel transporte de basura y escombros en medios no aptos o adecuados¬Ē. Otra actividad exclusiva de los propietarios de ¬ďtransportes adecuados¬Ē.¬† Adi√≥s las pobres ¬ďzorras¬Ē y carritos de balineras.

¬ŅLa labor de los legisladores es pues la de favorecer a los poderosos y agudizar los problemas sociales?.

Ellos deben, en primer lugar proveer mediante campa√Īas educativas y legislaci√≥n la selecci√≥n de las basuras en bolsas separadas con el fin de entregarlas ya organizadas a los peque√Īos recicladores. Se puede legislar comenzando por los establecimientos p√ļblicos, el comercio y los condominios hasta llegar a los particulares.

Educar a los recicladores para que realicen adecuadamente su labor.

Organizar estos trabajadores, no en cooperativas enormes y burocratizadas, o creando costosas intermediaciones o engorroso papeleo, sino en asociaciones apoyadas por el Estado, las ONG etc...que promuevan su bienestar y las de sus familias (seguridad, salud, comida, educación...) y organicen su labor de recolección, clasificación, transporte y comercialización de sus productos.

Impedir la acción de los acaparadores, demagogos y explotadores.

El Estado antes que preocuparse por dar buen trato a los desechos debe hacerlo por el bienestar de los basuriegos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad