¿Qué hacemos con… Nuestra pobreza | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-12 05:00:00

¿Qué hacemos con… Nuestra pobreza

En la nación más próspera y más consentida por Dios, país en el que todos quieren vivir, tierrra de cristianos, católicos y bastantes musulmanes, gentes de buen vivir, buen pensar y obrar, se resolvió crear en el desierto una ciudad únicamente para Casinos. Nadie se opuso, todos aplaudieron.
¿Qué hacemos con… Nuestra pobreza

La idea se hizo realidad y apareció con ella el dinero a manos llenas, riqueza por doquier, cargos mil bien pagos, centros recreacionales, comerciales e industriales y aparecieron los hoteles de mucho lujo. Todo el universo mundo quiere conocer Las Vegas. Copiemos muy bien lo hecho en USA, pongamos buen deseo, inteligencia, técnica y dinero del Estado al servicio de los santandereanos y creemos una Ciudad Casino, para que los ricos vengan y gasten su platica en un gigantesco Casino, pero hagámoslo bien hecho, con muchas seguridades, sin cambios permanentes de política, saquemos a Santander de la pobreza que ha cargado a cuestas 150-200 años.

El lugar: “Gibraltar”. Equidistante de nuestras dos mayores ciudades, dos aeropuertos y probablemente un tercero de grandes magnitudes en Sabana de Torres, cerca del río, del tren de la costa y de la carretera central al Atlántico. Hago constancia de que la tierra es del Fondo Ganadero, no tengo ni tendré propiedades ni cerca ni lejos de Gibraltar, el punto también es ideal para la creación de una Zona Franca Total. Casino y Zona Franca harán de nuestro Departamento el más rico de Colombia. Los santandereanos debemos obligar al Gobierno Central para que nos de dinero con la misma generosidad que lo da a Medellín y Antioquia y haga posible nuestro proyecto. Pongamos en marcha el tren de la riqueza que ha de tener por estación final Gibraltar.

NOTA: El Profesor Fernando Castillo Cadena, santandereano muy ilustre presentó su libro “Problemas actuales de seguridad socuial: Los Bonos pensionales”, que es de obligatoria lectura. La autoridad académica del Doctor Castillo manifiesta en su obra bien reconocida y merece elogios y aplausos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad