El paraíso de las roscas | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm

El paraíso de las roscas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-17 05:00:00

El paraíso de las roscas

El paraíso de las roscas

Sin embargo, como era apenas de esperarse, varios miembros del poder judicial contestaron las afirmaciones presidenciales con argumentos que lamentablemente son igualmente verdaderos, como es que tanto en el Congreso como en el Ejecutivo, es decir en el Gobierno Nacional, también pulula esa odiosa y nefasta práctica del clientelismo.

Sí, un clientelismo que se vale del tráfico de influencias y acuerdos irregulares para nombrar no solo a familiares de los altos funcionarios del Estado, sino a sus amigos, patrocinadores y colaboradores políticos en diferentes puestos, sin tener en cuenta si cumplen con los más básicos requisitos profesionales y morales para desempeñar los cargos.

De hecho, al final de la semana la polémica ya había cambiado de tono. En su segunda parte, ya no se discute si los “roscogramas” de los que habló el Presidente existen o no, sino si deben erradicarse definitivamente o por el contrario y lo que constituiría el colmo del cinismo, reglamentarse de manera abierta.

Es que el sólo hecho de hablar sobre la posibilidad de regular una práctica tan odiosa, responsable en buena parte del exceso de burocracia, de la abundancia de corrupción y la escasez de eficacia y diligencia que impera en el sector público, debería ser objeto de repudio por parte de la opinión pública.
Colombia no puede seguir siendo el paraíso de los que están bien conectados o tienen un familiar cuyas influencias pesan sobre todo lo demás, en desmedro de quienes se han preparado y aún creen que es mediante un trabajo duro y responsable, acompañado de capacidades profesionales, que se debe escalar por los peldaños de cualquier institución pública o privada.

O todos en la cama o todos en el suelo, dijo para referirse al tema el presidente del Senado Hernán Andrade, queriendo decir que o se suprime el clientelismo como cultura imperante en el sector público, o se le ponen normas para que rija a todos por igual. Y aunque no sobra decir que en este caso particular sería recomendable que se quedaran todos en tierra, tampoco se puede negar que el hecho de plantear la polémica públicamente constituye un buen primer paso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad