Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
25ºC
Actualizado 03:18 pm

La alta accidentalidad y las autoridades de Tránsito | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-15 05:00:00

La alta accidentalidad y las autoridades de Tránsito

La alta accidentalidad y las autoridades de Tránsito

¿Cuáles son las causas de ese fenómeno, que lesiona tanto la convivencia ciudadana?

Sobresalen, por un lado, la irresponsabilidad e imprudencia de quienes manejan automotores, motocicletas y bicicletas; el conducir en estado de embriaguez y bajo el efecto de alucinógenos es frecuente. A ello se suma la forma deficiente como cumplen sus labores las autoridades de Tránsito de Bucaramanga y de los municipios de su Área Metropolitana.

El número de jóvenes que provocan accidentes de tránsito genera alarma. El licor, los estupefacientes, la rumba nocturna, la insensatez y la falta de control que hay sobre las actividades de los hijos de familia juegan un papel sustancial para que en nuestra región el número de accidentes viales haya aumentado tanto. Y las consecuencias son un alto número de muertos, heridos, daños materiales y morales.

Otro ingrediente que incide significativamente, es la forma deficiente como cumplen sus tareas los funcionarios de las Direcciones de Tránsito de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón.

Hay muy poca presencia de agentes de Circulación en las calles. ¿Cuál es la consecuencia? Que los motoristas cada día cometan más infracciones de Tránsito. En tan dañino proceder sobresalen los motociclistas, los taxistas y los conductores de buses urbanos. Y no hay quién los sancione. Ello ha permitido que las costumbres cívicas se relajen y la vida en comunidad se haya vuelto un pandemónium.

Mientras en las vías públicas pululan las conductas irregulares de quienes conducen vehículos automotores, los agentes de Circulación sirven de escoltas a funcionarios públicos, o en grupos de 4 o 5 se dedican a gestiones menores como imponer multas a quienes circulan entre Piedecuesta y Floridablanca a más de 30 kilómetros por hora.

¿Qué muestra eso? Que quienes están al frente de las Direcciones de Tránsito de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón, no tienen una atinada escala de prioridades y lesionan la convivencia en nuestra región.

Hace 22 meses, cuando comenzaba la gestión del alcalde Fernando Vargas Mendoza, Vanguardia Liberal expresó que la Dirección de Tránsito era fundamental para que la obra del burgomaestre se mostrara ante propios y extraños. Ya a la altura de la mitad de su gestión, muy poco o nada ha contribuido tan vital dependencia para que los habitantes de la ciudad sientan que la obra del doctor Vargas ha mejorado la vida en comunidad en tan neurálgico aspecto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad