Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

El arte de mentir | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-15 05:00:00

El arte de mentir

Por estos d√≠as se ha suscitado una gran controversia entre las autoridades de la capital de la Rep√ļblica, con ocasi√≥n de la desaparici√≥n de una joven estudiante, circunstancia que exigi√≥ de la administraci√≥n de Bogot√° poner a disposici√≥n de su familia todos los recursos administrativos y de personal para lograr su ubicaci√≥n.
El arte de mentir

Diferentes medios de comunicación nos han enterado que al parecer después de varias pesquisas, de la formulación de interrogantes a la estudiante, del seguimiento de varias llamadas de su celular a amigos y al no permitir que se le realizaran exámenes de medicina legal para establecer su condición física, se tiene la sospecha de que presuntamente la supuesta afectada le ha mentido a todas las personas.

Este hecho que puede parecer trivial, sirve para recordar que en las legislaciones de otros pa√≠ses como Espa√Īa, Estados Unidos, Francia, etc. de comprobarse un comportamiento de este perfil, tal conducta acarrea significativas sanciones, inclusive la c√°rcel, ya que se puede tipificar la simulaci√≥n de un delito. Los colombianos no hemos superado a√ļn el nivel de aculturaci√≥n que se supone hemos recibido de civilizaciones m√°s desarrolladas, lo que se traduce en asimilar el orden, la disciplina y la autoridad como caracteres que hacen respetable a toda sociedad.¬†¬† Ac√° se acepta el desorden, el incumplimiento y la mentira como algo propio de la idiosincrasia tropical.

En particular la mentira es el pan diario en las relaciones interpersonales, comenzando en la familia y continuando en el trabajo, los negocios, el manejo de la pol√≠tica, el ejercicio del poder y qu√© no decir de las relaciones afectivas. El mal ejemplo cunde; a diario quienes nos gobiernan apelan al enga√Īo para explicar lo inexplicable. Las argucias y patra√Īas para obtener todo tipo de logros son casi ya de recibo y al que no las usa, lo tildan de tonto. Es el t√≠pico semblante de una comunidad en el atraso.

No hay mentira por m√°s diestra, que no se venga a saber, a√ļn cuando algunos sostienen que no hay cosa m√°s provechosa que un discreto mentir. Leyendo hace poco al escritor ingl√©s, Sir Horace Walpole, √©ste afirmaba para su √©poca en el siglo XVIII lo siguiente: ¬ďHe descubierto que todav√≠a hay esperanzas de que el mundo se corrija. No he o√≠do ni una mentira en cuatro d√≠as.¬† Pero es que no he o√≠do nada, en realidad¬Ē. En este pa√≠s no es necesario que transcurra tanto tiempo, los ejemplos abundan por mont√≥n.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad