Dios toca corazones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-15 05:00:00

Dios toca corazones

El poder de Dios est√° en contraste directo con el poder del hombre. No es externo, como el poder del hombre, sino interno. Al aplicar presi√≥n externa, puedo obligar a una persona a hacer lo que yo quiero que haga. √Čste es el poder del ser humano. Pero querer hacer que una persona sea lo que yo quiero que sea, sin al mismo tiempo destruir su libertad, solo el amor puede hacer que esto suceda.
Dios toca corazones

Y el amor hace que suceda no por la fuerza, sino creando una situaci√≥n en la cual, de nuestra propia voluntad, queremos ser lo que el amor quiere que seamos. Y debido a que el amor de Dios no se impone sino que atesora nuestra libertad -como por encima de todas las cosas El quiere que nosotros lo amemos, es que tenemos que ser dejados en libertad de no amarlo- en otras palabras, somos libres para resistirlo, negarlo, crucificarlo finalmente, lo que hacemos una y otra vez. √Čsta es nuestra terrible libertad.

Quiz√°s algunos dicen: ¬ďYo conozco el amor humano, y s√© de su poder para sanar, liberar, dar significado y paz; pero el amor de Dios es solo una frase para m√≠. Es posible que otros digan: ¬ďA pesar del poder que el amor humano tiene para sanar, reconozco que hay algo en lo profundo de m√≠ y de aquellos que mejor conozco, que no est√° sano sino que duele con ansias. Ya que el amor de Dios es tan poderoso como para llegar tan profundo, ¬Ņc√≥mo lo encuentro? ¬ŅC√≥mo?¬Ē

Si √©sta es realmente la pregunta, si en verdad busca este poder, entonces tengo una cosa para decirle, quiz√°s no es la √ļnica cosa, pero s√≠ sumamente importante: p√≠dalo. Hay algo en m√≠ que se retrae un poco al hablar tan directa e infantilmente, pero hablo de esta manera porque es lo m√°s importante que tengo dentro de m√≠ para decir. Pida y recibir√°. Y lo opuesto tambi√©n es verdad: si nunca ha conocido el poder del amor de Dios, quiz√°s sea porque nunca ha pedido conocerlo -realmente pedirlo, esperando una respuesta-.

Busque y encontrar√° este poder del amor de Dios para sanar, dar paz y, como m√≠nimo, asemej√°ndose a la vida real, poco a poco, como un ni√Īo, usted pueda ponerse de pie. S√≠, levantarse. Pero debemos buscar. Es tan dif√≠cil y tan f√°cil. Busque. Pida. Y por la gracia de Dios lo encontraremos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad