¿Por qué no tumban a Evo? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
25ºC
Actualizado 11:54 am

¿Por qué no tumban a Evo? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-18 05:00:00

¿Por qué no tumban a Evo?

Sólo una ínfima minoría de bolivianos pregona la necesidad de un golpe de Estado y de un dictador que ponga las cosas en orden. ¿Por qué?
¿Por qué no tumban a Evo?

La mayoría reflexiva es consciente de que los numerosos golpes de Estado del pasado no han resuelto sino empeorado los problemas de la nación. Tampoco existe alguien con prestigio y criterio que se le mida a semejante avispero. Sólo un loco se atrevería a hacerlo.

La gente inteligente de la oposición tolera a Evo como un menor mal.  Muchos de ellos votaron a su favor en el anterior referendo, aunque no estén de acuerdo con muchas de sus políticas.

Es cierto que Evo ha cometido errores, el mayor de los cuales fue destapar la caja de Pandora de los resentimientos. Además, el haber ilusionado al pueblo con promesas fallidas, el haberse echado en brazos de Chávez y, el peor de todos, hacer aprobar una Constitución de tinte centralista, indigenista y chavista que está en contravía de la realidad del país.

Sin embargo, no puede afirmarse que Evo, dentro de las actuales circunstancias, haya tomado posiciones incendiarias como las del coronel venezolano que amenazó con hacer de Bolivia un nuevo Vietnam.

No existe una alternativa viable y realista de poder. No hay el mínimo consenso sobre un nuevo liderazgo que restaure la confianza entre las partes enfrentadas y logre un pacto social hacia el futuro basado en la justicia.

Por lo demás, Evo cuenta con una mayoría que lo apoya. Es posible que los mestizos, frustrados por el incumplimiento de las promesas, la inseguridad y el aumento del desempleo, poco a poco se vayan decepcionado del gobierno, pero los indígenas le son incondicionales ya que su apoyo se basa en razones étnicas y en el afianzamiento en el poder de una raza secularmente oprimida. Se ha creado un mito sobre el resurgir del poderío de la etnia aymara. Afirman que en 1992 hubo un eclipse de sol premonitorio de dicho resurgir y que tuvo como eje el pueblo donde nació Evo. Desde entonces, si los gobernantes no son indígenas, los vientos se tomarán en huracanes, el agua no empapará la tierra, los vegetales no crecerán, el fuego quemará pero no cocinará los alimentos y los lagos no reflejarán la luz del sol. Evo se ha convertido, pues, en el enviado de los dioses, en un personaje mítico por el cual están dispuestos a dar su vida.

La única solución posible es llegar a un acuerdo sobre una Constitución de corte federalista pero solidaria y justa con la población pobre. Para caminar hacia ese consenso, Evo debe sacudirse la tutela de Chávez, quien no busca tanto el bienestar de Bolivia cuanto afianzar su imperialismo bolivariano.

Unisur, la OEA, la ONU, son valiosos mediadores en esta confrontación. La balcanización de Bolivia y la creación de un Haití en el corazón andino desestibilizaría toda la región.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad