Cultura | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-18 05:00:00

Cultura

Si algo se puede relacionar con el centralismo administrativo, es la cultura. Si usted piensa en teatro, en cine, en danza, en m√ļsica, piensa de inmediato en Bogot√°. La Bogot√°, ciudad¬† que¬† dirige el pa√≠s, desde que era un triste caser√≠o confundido en medio de¬† la bruma y el chisme. A cuenta gotas nos llega a veces la cultura a la¬† provincia. De vez en cuando una compa√Ī√≠a de teatro o una orquesta. Y con bastante frecuencia, mejicanadas y carranga.
Cultura

Pero todo no es para ponerse a llorar. Me env√≠an del Pueblito Pesebre, Oiba, un folleto de su semana cultural. Es un homenaje a Pedro Alc√°ntara Lizarazo, uno de los m√ļsicos del siglo pasado m√°s prol√≠ficos en bambucos y pasillos, virtuoso en instrumentos de viento,¬† que por estar en provincia y por su car√°cter discreto, no fue muy conocido sino en¬† el medio musical. Entre otras cosas, varios rasponazos le han hecho a su m√ļsica. Yo le dir√≠a a sus herederos, como se lo aconsej√© a los parientes de Alejandro Villalobos Arenas, que su m√ļsica se donara a la UNAB , para que all√≠ se¬† estudie y se clasifique. Es la √ļnica manera de que su memoria se perpet√ļe, porque la m√ļsica, ¬ďvuelamasquelviento¬Ē,¬† lo sentenci√≥¬† para siempre Chucho Rey.

En ese primer festival tambi√©n se har√° el lanzamiento del nuevo libro de N√©stor P√°ez Rodr√≠guez, ¬ďUna noche en la Hacienda¬Ē, un escrito al mejor estilo de Azor√≠n, plagado de dulces nostalgias,¬† luci√©rnagas, aires de molienda, amores a luna plena, hierbas h√ļmedas. Del poeta P√°ez Rodr√≠guez nos queda el rumor de su palabra ¬ďPor los caminos de la canci√≥n y del Poema¬Ē, un b√°lsamo al o√≠do,¬† cuando en la radio comenzaban a atropellarnos la chabacaner√≠a¬† y el mal gusto.

Oiba es un Municipio de buenas, ha sabido escoger sus alcaldes, han priorizado la cultura como una manera de lograr paz y desarrollo. Un libro ejemplo de √©tica y comportamiento fue reeditado tambi√©n¬† por el Alcalde actual, M√©dico Carlos Miguel Dur√°n, que se titula, ¬ďM√©dico en las bre√Īas¬Ē. Su autor, Carlos Rangel Pinz√≥n, estudi√≥ medicina en Suiza y se vino a ejercer la profesi√≥n en medio de la pobreza y las limitaciones¬† de una comarca¬† comunicada entre p√°ramos y filos de espanto, caminos que entretej√≠an caser√≠os cada vez m√°s lejanos y borrados. Carlos Miguel Dur√°n, el alcalde meritorio de Oiba, piensa que a los j√≥venes se les debe ense√Īar que el pasado no fue nada f√°cil; lo que tenemos es obra¬† del esfuerzo y la perseverancia. Cuando enferm√≥ el Saman centenario¬† del parque y muri√≥, los oibanos cre√≠mos que era¬† el presagio de una maldici√≥n para esta tierra. No fue as√≠, nuevos √°rboles dan sombra y esta administraci√≥n¬† ha ordenado que¬† las puertas de las casas sean una policrom√≠a. Se cre√≥ una¬† empresa de car√°cter mixto para darle¬† al R√≠o Oibita un destino tur√≠stico con deportes acu√°ticos, canotaje y balsas. Las cosas han tomado un rumbo promisorio. A ese r√≠o que se despe√Īa rugiente¬† desde Corbaraque, ojal√° nadie lo ensucie. A ese, mi pueblo, que fue como lo dec√≠a Miguel Hern√°ndez,¬† Patio de vecindad que nadie alquila/ igual que un pueblo de panales secos/ pintadas con recuerdos y leche las paredes. Que tenga un buen destino.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad