Nadie desea sacar al Presidente | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-18 05:00:00

Nadie desea sacar al Presidente

Es curioso que haya sido precisamente el Secretario Jur√≠dico de la Presidencia quien afirmara que ¬ďal Presidente no lo van a sacar a gorrazos¬Ē, en la entrevista que le hizo Yamid Amat. El sabe mejor que la mayor√≠a de los colombianos que eso no es necesario mientras se mantenga la Constituci√≥n Pol√≠tica de Colombia, porque el Presidente tendr√° que irse al finalizar su per√≠odo, como lo han hecho respetuosamente los presidentes constitucionales que ha tenido este pa√≠s. La Constituci√≥n, entre otras razones, es precisamente para eso, para que haya una transferencia ordenada del poder. Para que sea necesario sacar a un presidente a cachuchazos, se necesitar√≠a que pretendiera permanecer en el poder despu√©s de haberse vencido su per√≠odo constitucional.
Nadie desea sacar al Presidente

Tiene que ser en referencia a esa posibilidad que Del Castillo hizo esa afirmación, pues en la misma entrevista sostuvo la tesis de que Uribe no puede decir si va a ser candidato para 2010 mientras no se apruebe el referendo. Entonces, por la misma razón, nadie tiene que pensar en sacarlo. El se tiene que ir el 7 de agosto de 2010. Ahora, si se aprueba el referendo, y es reelegido, no lo tendrá que hacer hasta 2014.

La √ļnica ocasi√≥n en la que se contemplar√≠a sacar al Presidente contra su voluntad ser√≠a si no se aprueba el referendo y √©l insistiera en permanecer en la presidencia a la fuerza, o postularse como candidato en 2010. Entonces s√≠ ser√≠a necesario exigirle que se vaya por no cumplir con la Constituci√≥n de 1991.

Lamentablemente, la declaración de que el Presidente no se deja sacar es parte del discurso reeleccionista y ha estado en boca de otros militantes del uribismo que han cuestionado la legitimidad de la Constitución. Dentro del oficialismo se debe haber discutido en consecuencia qué se haría si todo falla y Uribe no puede ser candidato  en 2010.

Jorge Orlando Melo, en un excelente art√≠culo publicado por El Tiempo el jueves pasado, advierte c√≥mo se ha venido incrustando en nuestra sociedad un fascismo ¬ďordinario¬Ē, de baja intensidad, que justifica la tortura, el paramilitarismo y la justicia privada como respuesta leg√≠tima a la violencia de izquierda. Hace unos a√Īos nos llamaba la atenci√≥n que amigos de otros pa√≠ses de la regi√≥n no quisieran hablar de pol√≠tica por tel√©fono. Hoy no es raro que alguien suspenda una conversaci√≥n diciendo ¬ďmejor no seguir discutiendo esto por celular¬Ē. A los empresarios les da temor expresar sus preferencias pol√≠ticas en p√ļblico para no correr el riesgo de represalias. Cuando se habla de desaparecidos o de los falsos positivos, no falta quien dice que ¬ďalgo deben haber hecho¬Ē las v√≠ctimas. Ante las perspectivas de tener mayor seguridad y de ¬ďvivir tranquilos¬Ē, la libertad, el debido proceso, los derechos civiles y humanos, y las garant√≠as que brinda una verdadera democracia, han venido perdiendo valor para el grueso p√ļblico. Como estos cambios han avanzado en diferencias apenas perceptibles, cuando la gente se d√© cuenta de lo que ha perdido y el valor que ten√≠a, va a ser tarde para recuperarlo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad