Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 07:14 am

“El riesgo de racionar agua en 2012 existe, pero será manejable” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-18 01:27:16

“El riesgo de racionar agua en 2012 existe, pero será manejable”

Sosteniendo en sus manos el documento que garantiza el aporte de $40.000 millones de la Nación para el proyecto,  Franz Mutis Caballero anuncia que el reloj corre y que tiene hasta el próximo 12 de noviembre para ultimar los convenios que permitirán el cierre financiero para licitar el Embalse de Bucaramanga.
“El riesgo de racionar agua en 2012 existe, pero será manejable”

Mutis Caballero, posesionado hace dos meses como Gerente de Expansión Estratégica del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, confía en que durante estos dos meses y medio se concretarán algunos asuntos para adjudicar las obras del proyecto en marzo de 2010.

Vanguardia Liberal dialogó con el directivo para preguntarle precisamente cuáles son “esos asuntos” y responderle a la comunidad cuándo será un hecho esta estructura, que pretende garantizarle el suministro de agua potable a Bucaramanga, Floridablanca y Girón durante las próximas dos décadas:

¿Cuál es el estado actual del proyecto?

Desde que ha estado bajo mi responsabilidad se concentra en tres aspectos: cierre financiero, adquisición de tierras y revisión de los aspectos de ingeniería. En todos hemos tenido avances que nos proyectan a que pronto podremos abrir la licitación pública.

¿Cómo va el cierre financiero?

El cierre financiero ha tenido una transformación. En principio, se hablaba de buscar los recursos para el componente uno, que era la construcción de la presa y la aducción, es decir, la conducción que llevará el agua hasta el sitio de la futura planta de tratamiento. Y luego buscar los recursos para el componente dos: la planta de tratamiento y la conducción hacia Girón. Hicimos la revisión y logramos la proyección total del proyecto así: $40.000 millones que aporta la Nación; $10.000 millones que ya estaban suscritos con la Gobernación, y $10.000 millones con que se comprometió la Alcaldía.

¿Y ya están gestionados esos recursos?

Respecto a los recursos de la Nación, ya logramos el pasado 28 de septiembre el documento Conpes, es decir, el compromiso del Gobierno con los $40.000 millones. Para que esos recursos pasen a ser realidad, falta suscribir un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente y otro documento final que se llama Confis (Consejo Superior de Política Fiscal). Estamos en la gestión de esos dos elementos. Tenemos una amenaza y es el tiempo. Por la Ley de Garantías, esos convenios entrarían en la categoría de convenio interadministrativo cuatripartita (Gobernación, Municipio, Ministerio y Acueducto), que debe estar firmado antes del 12 de noviembre. Si no se firma ese convenio, los recursos entran en una especie de limbo y podría haber dificultades para disponer de ellos.

¿Y qué falta para que no haya ese limbo?

Es voluntad política. Alcaldía, Gobernación, Acueducto y Ministerio de Ambiente se han sentado y están de acuerdo. En teoría no hay nada en contra. Es el tema burocrático de la elaboración de los convenios y la revisión de los jurídicos.

¿El Municipio y la Gobernación ya aportaron cada uno los respectivos $10.000 millones?

La Alcaldía ya está comprometida. Estamos en el estudio del convenio entre el Municipio y el Acueducto. La Gobernación ya dio el dinero. Cuando recibí la gerencia, ese convenio ya estaba desarrollado.

¿Y cómo va el crédito por los $118.000 millones?

A partir de esta gerencia en la junta directiva desplegamos una estrategia de reconvocatoria de las entidades financieras. Se estableció un reglamento de crédito y eso nos permitirá tener sobre la mesa varias ofertas crediticias. Antes del 30 de este mes tendremos tres propuestas distintas. Inclusive, ya conocemos una de ellas y es más favorable que la única que había antes de comenzar esta gerencia.

¿Cuánto eligen a esa entidad financiera?

El protocolo estipuló que el 30 de octubre será la fecha máxima para la presentación de las ofertas, de modo que en los primeros días de noviembre estaré reunido con los asesores financieros tomando la decisión, revisando cuál es la más favorable.

¿Cómo va la adquisición de predios? De los 26 que se requieren, seis todavía están pendientes.

De esos seis predios, cinco son propiedad de una empresa y uno de un particular. Ya el Alcalde Ad Hoc, Édgar Salcedo Silva, firmó dos decretos que declaran la utilidad pública y autorizan la expropiación por vía administrativa de esos predios. Esos decretos son una herramienta, contemplan una fase de negociación directa que se basa en unos avalúos hechos por la Lonja de Propiedad Raíz. Pensamos que durante el proceso se negociará de forma directa, pero en caso de no ser así, tenemos la seguridad jurídica que nos permite superar ese escollo que estaba atravesado.

¿Todas las anteriores han sido en realidad las trabas para desarrollar el proyecto?

Las dificultades han sido que no había cierre financiero ni adquisición total de tierras. Adicional, este proyecto había sido licitado bajo un esquema que ha tenido reformas importantes, relacionadas con el nivel de ingeniería que hay en éste y que genera una reserva de los proponentes. La vez pasada no hubo proponentes (ver línea de tiempo). Ese es un riesgo pero el día de la apertura queremos que todos los que han estado interesados realicen sus propuestas. Hemos trabajado en detalle y estamos convencidos que tenemos caminos que darán seguridad a las firmas nacionales e internacionales que quieran participar, y que garantizarán propuestas competitivas.

Así las cosas, ¿cuándo entonces adjudicarían las obras para la construcción del Embalse?

La tercera semana de noviembre abriremos la licitación. En enero recibieron las propuestas y en marzo debemos haber adjudicado las obras y estar haciendo los trámites para legalizar la contratación.

¿Ha habido problemas internos en el Acueducto, después de su nombramiento como Gerente de Expansión Estratégica?

No, al contrario. Lo que hubo fue una sabia definición de la Asamblea de poner un responsables de lo estratégico, que en este caso es el Embalse. El proyecto requiere de una revisión permanente y en detalle de todos los elementos explicados. En reuniones con abogados y expertos de Planeación Nacional me manifestaron que qué oportuno fue esa decisión porque se requiere de dedicación para superar esos escollos.

Me refiero a que si es difícil tomar decisiones cuando hay dos cabezas visibles que tienen un poder similar de decisión dentro de la empresa.

No, para nada, porque las áreas de actividad están completamente limitadas. La Asamblea definió que la Gerencia de Expansión Estratégica se ocupará de los proyectos estratégicos, como el Embalse. De forma paralela, la otra para del Acueducto ha soportado adecuadamente a esta gerencia en temas financieros y jurídicos, cada vez que lo hemos requerido. Imagino que habérsele descargado el proyecto del Embalse a la Gerencia General permite que también ellos se concentren en sus temas, que son bien importantes.

En un principio se vendió la idea de que el Embalse tenía que estar listo para 2012, porque para esa época iba a haber un fuerte Fenómeno del Niño, con posibles racionamientos. ¿Existe un plan de contingencia, teniendo en cuenta que la obra no estará construida para ese año?

El riesgo de un racionamiento para el año 2012 existe. De todos modos, el nivel de servicio que tiene la ciudad está en una confiabilidad del 99%. Y si se llegaran a extremar las circunstancias, éstas serían manejables. Esperamos no tener esos racionamientos, claro. Pero adicionalmente el Acueducto desde la otra gerencia ha venido trabajando en la recuperación de pérdidas. Eso hace que el agua que se capte y se trate sea mayor en la medida en que el control de pérdidas aumente. La posibilidad del racionamiento existe, pero si se presenta es manejable.

¿Cuándo entonces estaría terminado el Embalse y en operación para la comunidad?

Se tiene previsto que un año tardará la revisión de los diseños de ingeniería. Los diseños que entrega el Acueducto están en fase dos, pero quien gane el contrato debe hacer una revisión y determinar los definitivos en un plazo máximo de un año. Si se desarrolla con el sistema que ha señalado el Acueducto, la construcción de la presa dura tres años y después debe haber un año más de prueba. De este modo, tendremos en total cinco años para que a finales de 2015 el proyecto esté realizado. El Embalse garantizará una proyección de crecimiento del consumo hasta 2032, de tal forma que también será una reserva para soportar las amenazas del Fenómeno del Niño. Aunque en términos de ciudad este tiempo es corto, 20 años le permiten a una institución repensar qué hacer de ahí en adelante. Es un tiempo interesante y adecuado.

¿Cómo se imagina la ciudad y el área con el Embalse listo en el año 2015?

El Embalse impactará a la ciudad en varios aspectos: habrá una reserva importante de agua que beneficiará a la comunidad. Será un espacio para el desarrollo del turismo contemplativo, cumpliendo con las limitaciones que advierte la licencia ambiental. En términos de desarrollo, la región tendrá la seguridad de que será una atracción turística que impactará positivamente las cuencas.


línea de tiempo

8 noviembre de 2007

El Acueducto anuncia que el 14 de diciembre de ese año se adjudica el contrato de construcción, para que las obras comiencen durante el primer semestre de 2008.

21 de diciembre de 2007

La primera licitación fue declarada desierta, por problemas en la estructura financiera del proyecto.

7 de noviembre de 2008

El Acueducto anuncia que cambia el modelo financiero: la entidad gestionará los recursos y no los proponentes. Anuncian publicación de pliegos definitivos para el 12 de enero de 2009.

Enero a julio de 2009

Varias firmas nacionales e internacionales compran el ‘cuarto de datos’ del proyecto. El Acueducto no puede abrir la licitación, mientras no logre un crédito por $118.000 millones para hacer el cierre financiero.

Agosto a la fecha

El 2 de septiembre la junta directiva del Acueducto nombra a Franz Mutis, gerente de Expansión Estratégica. Ese mismo mes el directivo logra la aprobación del documento Conpes que garantiza los recursos de la Nación. El Alcalde Ad Hoc firma los decretos para la adquisición de los 6 predios pendientes para el Embalse. Está en selección la entidad que otorgará el crédito de $118.000 millones para realizar el cierre financiero.

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad