Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
25ºC
Actualizado 03:06 pm

¿Y los particulares qué? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-19 05:00:00

¿Y los particulares qué?

Entre paréntesis – Definitivamente Villegas Editores no deja de sorprendernos. Ahora con una especial preocupación ecológica ha lanzado dos títulos que además de su altísimo contenido visual y narrativo, se convierten en compras obligatorias cuando llegamos a fin de año: ‘Agua, riqueza de Colombia’ y ‘Amazonía perdida’. Muy recomendados.
¿Y los particulares qué?

***

Cada vez compruebo más que lo de Agro Ingreso Seguro es grave, muy grave, siempre y cuando se comprometa a Andrés Felipe Arias y se responsabilice de todos los platos rotos. No de otra forma es posible comprender, por ejemplo, que el principal encargado de ese programa, el Director de AIS, no sea ni mencionado, ni cuestionado por los medios, ni investigado todavía por la Procuraduría General de la Nación. Entretanto, al Ministro Fernández es importante ‘censurarlo’ sólo en la medida en que su nombre está atado al de Arias y porque si el primero cae, será irremediable que el segundo renuncie a su aspiración presidencial. Mejor dicho, todos los caminos conducen a Arias, y mientras sea a él a quien se le provoque el mayor daño y el mayor desprestigio, habrá valido la pena destapar el feo caso en cuestión.

Eso piensan algunos acusadores y a esa estrategia han recurrido, no cabe duda, quienes veían en Arias a un competidor peligrosamente carismático, en el panorama político nacional. Yo me sigo preguntando, a todas estas, por qué no llaman también a los particulares para que respondan. ¿Por qué nadie los ha vinculado todavía con procesos penales por defraudar a la Nación? ¿Por qué se habla del ‘fraccionamiento simulado’ de terrenos familiares, como si esa maniobra fuera culpa de Uribe, de ‘Uribito’ o del Ministro Fernández? Ni a los Dávila, ni a los Vives, ni a todos esos que a ciertos columnistas se les hace agua la boca con sólo nombrarlos, se les pregunta por su nivel de responsabilidad, por su ‘avivatada’ monumental.

Diez casos similares tiene identificados el gobierno, pero éste tampoco ha sido capaz de plantear el debate en los términos en que corresponde. Si alguien le hizo trampa al AIS fueron los ciudadanos particulares que hoy no sólo deberían limitarse a devolver los fondos sino también a responder judicialmente por su fraude.

¿Será que nos acostumbramos a que siempre que hablamos de corrupción nos referimos sólo a los funcionarios públicos?.. Evidentemente que respondan los que nunca vieron tantos engaños, pero quienes le pusieron el queso al ratón, es decir, unos cuantos particulares, tendrán que ser juzgados tan duramente por la opinión pública y las autoridades correspondientes como a quienes ahora las pagan por ser ‘una amenaza electoral’ contundente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad