Maravilla natural que conquista a sus turistas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-20 05:00:00

Maravilla natural que conquista a sus turistas

Dentro de los destinos más hermosos que hay en este planeta, sin duda, están las famosísimas Cataratas del Niágara.
Maravilla natural que conquista a sus turistas

Frecuentadas y solicitadas por ‘lunamieleros’ y viajeros en busca de una experiencia diferente y hasta romántica porque sus alrededores están llenos de grandes atractivos naturales y mundanos, estas maravillas naturales se encuentran en la frontera del estado de Nueva York y la provincia canadiense de Ontario.

Parques para picnic, golf, jardines de tulipanes, casinos, regiones fruteras, viñedos, restaurantes y hoteles, son algunos de las atracciones que complementan esta fabulosa experiencia.

Por eso son muchos los visitantes que pasan algunos días en Niágara y en los hermosos pueblos de Niágara Falls, ONT, capital mundial de las “Lunas de Miel”, ciudad de la provincia canadiense de Ontario, localizada en la ribera del Río Niágara y del Lago Ontario o en Niágara Falls, NY, ciudad estadounidense del estado de Nueva York, localizada en la ribera este.

Lugares llenos de magia y tranquilidad que, sin duda, les dan la opción a sus viajeros de quedarse. Casas y hoteles con jardines bien cuidados, limpios, tiendas de ropa en donde usted puede comprar objetos que le recuerdan su visita a este lugar y los excelentes restaurantes, hacen de este destino una de las visitas obligadas de la región.

De Colombia a las Cataratas del Niágara

Entusiasmo y suspenso puede generar el viaje de Colombia a este lugar. Y quizá así lo vivió René Di Marco, quien en la temporada de verano visitó las cataratas por la frontera americana.

Asegura que una posibilidad es viajar a Nueva York y de ahí a Buffalo, la segunda ciudad más grande del estado de Nueva York; lo podrá hacer por aire o por tierra y por esta última tardará en promedio siete horas alquilando un carro, pero si llega directamente al aeropuerto de Buffalo, en media hora viajando por tierra ya podrá divisar la majestuosidad de las cataratas, es decir al llegar a Niágara Falls.

Otra posibilidad es viajar en avión hasta Rochester, NY, ciudad universitaria, y de allí alquilando un carro en hora y media se llega a las cataratas.

Los dólares deberán ser infaltables en su bolsillo, pues al llegar a este lugar usted se encontrará un parque natural al que debe ingresar para conocer las cataratas.

Un recorrido inolvidable

Comparte René Di Marco que hacer el recorrido de las Cataratas del Niágara en el legendario barco Maid of the Mist es una experiencia que no se puede dejar pasar.

Una vez contemplada la inmensidad del lugar desde el mirador, se prosigue a comprar el boleto que acercará al cuerpo a sentir un contacto íntimo con la naturaleza.

Antes del paseo en barco se pueden experimentar las cataratas por el lado americano, tomando el tour “Cave of the Winds” o Cueva de los Vientos, en el que a través de un recorrido por escaleras de madera se llega exactamente debajo de las cataratas y se experimenta su fuerza y energía poderosa.

Luego se pasa a conocer la majestuosa catarata canadiense a través del paseo en barco. Para esto un guía entrega de mano en mano el infaltable impermeable y unas sandalias plásticas con las que deberá hacer el recorrido. Algunos se ponen estos objetos rápidamente y otros batallan un poco para cponérselos. Quizá sean los nervios y la ansiedad por subir a la embarcación que ya está lista para partir.

Dice que la fila es larga, pero avanza con firmeza y a buen paso. Ahí, paso a paso los visitantes se van acercando al bote que los llevará a vivir una de las experiencias más fantásticas que se pueden experimentar en la vida.

Se llega al bote Maid of the Mist y el motor se deja de escuchar mientras los turistas aplauden, festejan y preparan sus cámaras pues saben que están a punto de vivir un sueño: sentir la brisa de una de las maravillas del mundo.

Empieza este bello recorrido y de pronto el sonido del agua se hace cada vez más fuerte y se convierte en una sinfonía. El rugir del agua emociona a la tripulación. Los clic clic clic de las cámaras se disparan con ritmo acelerado, cuando para sorpresa de toda la tripulación empieza a aparecer esta maravilla natural que jamás habrán visto sus ojos.

El barco sigue avanzando hacia su majestad: La Herradura, catarata que se encuentra del lado de Canadá y que mide 675 metros de ancho por 52 metros alto. Para entonces la emoción ha llegado al clímax. El sonido del agua se incrementa junto a los latidos de los corazones.

Entonces, el Maid of the Mist llega hasta el punto permitido: casi el centro de las cataratas. Se detiene, incrementa motores, pues la fuerza del río se deja sentir aún más. La empapada ha valido la pena. La caída del agua, el sonido del golpeteo con la piedra, la brisa, el aire puro se fusiona para hacer de este el mejor espectáculo. El barco gira y se encamina de regreso al puerto de salida. Seguramente han sido los minutos más rápidos e inolvidables de la vida, que muchas almas presentes habrán experimentado de primera mano: el poder absoluto de la naturaleza.


Anecdotario

? Las  sandalias que usted compra para el descenso hacia el  Maid of the Mist podrán ser donadas para los países tercermundistas.

? Todos los barcos del tour llevan el mismo nombre (Maid of the Midst), pero se diferencian por un número romano al final.

? Es ilegal saltar o intentar cualquier acrobacia dentro de las cataratas. Si sobrevive (y 15 personas lo han hecho) será multado por las autoridades respectivas.


lista

Lo recomendado para conocer las Cataratas del Niágara

•Para viajar de Colombia usted debe tener Visa de Estados Unidos o de Canadá.

•Lleve dólares, recuerde que todas las compras que desee realizar se hacen con esta moneda.

•Si usted desea quedarse allí por unos días, asesórese de qué hoteles existen alrededor de esta localidad.

•Cuando llegue a Buffalo consuma las  famosas “Buffalo Wings” (alitas de pollo picantes), originarias de este lugar.

•Si usted va a viajar hágalo de abril a octubre. El resto del tiempo, y por el clima tan helado, no hay visitas al lugar.

•Si va a viajar de Nueva York al Niágara, el recorrido en carro tarda cerca de 7 horas.

•Si usted llega al aeropuerto de Buffalo de ahí tardará 30 minutos en carro para llegar a las Cataratas del Niágara.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad