La glorificaci贸n de la delincuencia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-20 05:00:00

La glorificaci贸n de la delincuencia

Algunos columnistas de la prensa bogotana y santandereana, junto con numerosos lectores de este diario, han expresado en las 煤ltimas semanas su inmensa preocupaci贸n por las diferentes series que se han dedicado a emitir los canales privados colombianos en su horario triple A.
La glorificaci贸n de la delincuencia

Su intranquilidad est谩 m谩s que justificada, por los distintos programas con muy alta audiencia聽dedicados a describir el mundo de las mafias como si se tratara de una gran aventura en la cual el dinero a borbotones y las mujeres f谩ciles y bonitas,聽abundan. Y lo que es peor, que ese tipo de vida espera con los brazos abiertos聽a quien decida聽ingresar a ella.

Incluso, otro lector de Vanguardia Liberal en carta a esta redacci贸n, expuso聽una ingeniosa comparaci贸n que deja en evidencia lo perjudicial que le resulta a cualquier sociedad el hecho de que el medio con mayor influencia como es la televisi贸n, est茅 dedicada a enviar un mensaje tan perverso.

Es que bastar铆a con preguntarse qu茅 pasar铆a si en un pa铆s como Alemania, por ejemplo, sus m谩s importantes canales se enfocaran en la producci贸n de series en las cuales se glorificara al nazismo y se convirtiera en h茅roes de la franja televisiva m谩s vista聽a quienes cometieron los m谩s terribles cr铆menes contra la humanidad.

Cr铆menes contra la humanidad y ruina de la moral de todo un pa铆s de las cuales, vale la pena recordar, tambi茅n son responsables los narcotraficantes colombianos.

En la naci贸n europea, sobra decirlo, no ocurre nada por el estilo. No solo la ideolog铆a nazi est谩 prohibida en su Constituci贸n, sino tambi茅n cualquier s铆mbolo o emisi贸n que la enaltezca o exalte. Se trata, al fin y al cabo, de la determinaci贸n de una sociedad madura y seria, totalmente consciente del error que cometi贸 y absolutamente decidida a no repetirlo jam谩s.

Pero en Colombia las cosas son a otro precio. Y es que mientras se insista en glorificar una de las principales enfermedades que padece esta sociedad, la posibilidad de acabarla ser谩 inversamente proporcional a los esfuerzos de mercadear esas series, as铆 como a los alt铆simos ratings que obtienen todas las noches.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad