Palabras In煤tiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 05:47 am

Palabras In煤tiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-20 05:00:00

Palabras In煤tiles

La ca铆da y expulsi贸n 聳arrogante y soberbia de Claudia L贸pez de El Tiempo demuestra hasta donde hemos avanzado en la construcci贸n de un r茅gimen pol铆tico autoritario. En otros pa铆ses del entorno, los gobiernos han actuado en directo contra la libertad de expresi贸n y de pensamiento.
Palabras In煤tiles

Aqu铆 ni siquiera es necesario. Tenemos como tel贸n de fondo el miedo y el terror. El affaire L贸pez es significativo, puesto que se帽ala el camino hacia la tiran铆a medi谩tica en el principal diario seminacional, puesto que el copropietario y cogobernante Planeta, que sigue el faro del conservador聽 Partido Popular de Espa帽a 聳el heredero pol铆tico y 聯civilizado聰 de Franco ,聽 no es inocente en todo este mal asunto.

Est谩 tambi茅n la dificultad de los diarios actuales: informar, comunicar, elaborar juicios cr铆ticos, es decir, conocimiento sobre los asuntos de inter茅s nacional,聽 o聽 esconder y tergiversar en聽 favor de intereses particulares. No podemos permitir聽 una supuesta聽 libre expresi贸n totalitaria, en donde la libertad de prensa se confunde con las escrituras de propiedad privada de los medios de comunicaci贸n. Estamos ante el problema del control de la mente, en donde el entretenimiento y los realities聽 juegan un papel fundamental, que conducen hacia el Gran Hermano orwelliano. Hace un tiempo le铆 en un art铆culo de Gregorio Selser: 聯Pasaron los tiempos en que se entraba en posesi贸n de un diario o una radio con la misma naturalidad con que se compraban acciones de una empresa metal煤rgica o una naviera, o en que se ve铆a聽 a un diario como un 芦negocio. Controlar y poseer hoy una publicaci贸n, una radio o un canal de televisi贸n es un acto eminentemente pol铆tico.聰

Una cosa es la propiedad privada de los medios y otra la monopolizaci贸n y la captura del derecho a la libertad de prensa, la libre expresi贸n, el derecho a la informaci贸n veraz, completa, v谩lida y oportuna. No es la 聯煤ltima columna聰 de Claudia L贸pez lo que se castiga, es un estilo period铆stico, y debe entenderse como advertencia y amedrentamiento para quienes intentan la cr铆tica a un gobierno que pretende descoyuntar la democracia y perpetuarse en el poder. Lo de Claudia L贸pez era el juego maquiav茅lico de la聽 honestidad intelectual o de deshonestidad pol铆tica. Y jug贸 a lo primero.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad