Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
24ºC
Actualizado 01:40 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-20 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Es algo parecido a lo que ocurre con el DAS. Esta entidad de Inteligencia, tan necesaria para la seguridad del Estado, fue penetrada por indeseables, ejemplo, un sujeto de apellido García que con sus injurias nos tiene al borde de un conflicto con Venezuela, cuyo presidente no ahorra esfuerzo para inculparnos de todos los males que afectan al planeta.

Se sindica al DAS de las chuzadas que se le hacen la Corte Suprema y demás opositores del Gobierno Uribe. ¿Será que el DAS sólo tiene maneras de interceptar comunicaciones telefónicas? ¿Sería también que el DAS, en el gobierno de César Gaviria chuzó la campaña Samperista con los resultados que conocemos? También chuzarían a la monita retrechera (QEPD)? ¡Quiénes habrán chuzado a los parlamentarios, afectos al gobierno, cuyas grabaciones tenidas como prueba, a muchos de ellos tiene a la sombra? Y al hermano del Ministro Valencia Cossio ¿quién lo chuzó? No es justo echarle al DAS toda el agua sucia de las chuzadas, porque aquí, tal como lo informaron los medios, todos chuzan.

El DAS se debe reestructurar y no acabar.

Luis Martín Parra Carreño

Violencia intrafamiliar

Los hombres, mujeres, hijos y nietos que torturan a sus compañero/as y familiares no se pueden comparar con los asnos, leones, orangutanes ni víboras, como lo hizo la columnista señora Christiane Lelievre en Vanguardia Liberal el 15 del presente mes.

Estos animales nunca torturan a sus congéneres como lo están haciendo los” humanos”.  En cambio, el gato tan lindo y cariñoso sí tortura a los ratones antes de matarlos para comerselos.  Otros más crueles e inhumanos torturadores que los gatos son  los secuestradores con sus inocentes víctimas, incluyendo a familiares y amigos. Pero lo más insólito y perverso lo constituyen las personas que con sus inhumanas actitudes defienden a los secuestradores  por todos los medios, incluyendo a los de comunicación.

Miguel Jaimes

Rubor y temor

Muchos argumentan a la ligera, que el desobligante Cam fue maldito por reírse de su padre Noé desnudo; que el profeta Isaías se paseaba en paños menores por la santa ciudad vociferando sus profecías y que, en contexto bíblico, el cuerpo humano es obra maestra de un Dios que no puede ser pornógrafo. Tal cuerpo dicen, es “bello en sí mismo y, además, está traspasado e iluminado por los sentimientos del amor, la ternura, la comprensión y la comunicación, pues es, precisamente a través del cuerpo, que el hombre manifiesta el lenguaje de su amor. Y nos preguntamos, ¿qué hace que los presuntuosos Adanes y Evas de hoy por el contrario, se desnuden en público como lo vemos a diario en entrevistas, la televisión y demás medios, sin temor ni rubor? Según creo hay un fondo de irracionalidad en la acción de desnudarse, donde también prima la ambición por el dinero fácil, al vestirme demuestra que soy un ser superior a los animales, quitarme la ropa me degrada a su rasero en la escala zoológica; así me hago inferior a mí mismo renunciando al rango espiritual del cual estoy dotado por Dios. Poder confeccionar mi vestido y usarlo, indica que soy superior a las otras especies y me ratifica como el amo que soy de ellas. El despojarme de mi ropa me animaliza y rebaja, colocándome a su nivel.

Jorge Pertuz Aleán


El poder amarillo

No veo piratería alguna en que cuatro personas tomen un mismo taxi y lo paguen colectivamente. Es que hay algunos taxistas que cobran doble carrera cuando uno de los pasajeros se baja una cuadra antes, así sea por la misma ruta (a mí me ha sucedido) y toca pagarles para que no llamen por radio a sus colegas y nos hagan ruedo. Yo amo al taxista porque es mi chofer particular. “La fuerza no es sino una casualidad nacida de la debilidad de los otros”. JOSEPH CONRAD

* * * *

Samuel Chálela nos contó de la apostasía de su credo. Esa es una actitud muy dada de todo converso cuando renuncia a una de sus pasiones llámese religión, política, cigarrillo, licor, propias de nuestra condición humana. “A cada cual le cae bien una conducta diferente”. PLAUTO.

Graciela de Salcedo


Palabra libre

Claudia López: la palabra convertida en juicio y en una manera de pensar.  Una mujer que honra la palabra, con el rigor de la investigación (toda la problemática del paramilitarismo). Punzante en sus apreciaciones (le hace honor a la palabra libre).

El pasado es tozudo y a veces le da lecciones al presente: en 1952, cuando las llamas volvieron cenizas las palabras de los periódicos liberales, los impresos conservadores facilitaron los talleres para que sus antagonistas, siguieran en la brega del día a día (un bello ejemplo de fraternidad).  Hoy, por disentir, con argumentos, El Tiempo no acepta más palabras de Claudia López: que tendrá que seguir dándonos luces, desde otro tablero. A la larga la palabra es la que prevalece.

Uriel Bautista Gamboa

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad