La corrupción | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-22 05:00:00

La corrupción

La corrupción social cubre de tinieblas la Tierra, como sucedió en el momento de la muerte de Cristo. Esta corrupción es la tercera peste que contamina el ambiente y hace de pantalla al sol, también en nuestra ciudad.
La corrupción

¡Cuántas situaciones de las que deberíamos estar lejos!

¡Cuántas modalidades de este mal, que corroen como pa­rásitos el tejido social; pienso en la lenta destrucción de los sentimientos y de la vida que la droga ocasiona en sus víctimas. Y todavía con mayor indignación y mayor dolor pienso en todos los que especulan con la droga y sacan de ella inmensas ganancias, superiores a las de cualquier empresa productiva; en todos los que en el amplísimo mercado de la droga venden, inducen y arrastran a las personas con increíble cinismo, a entregarse a un modo de vida que ya no tiene nada de humano.

Resuena el eco de las palabras de Jes√ļs: ¬ęM√°s les valiera no haber nacido¬Ľ.

¬°Qu√© verg√ľenza produce el o√≠r decir que esta actividad es seguramente una de las mayores actividades comerciales de nuestros pa√≠ses!

Y est√°n los ¬ępadrinos de la pornograf√≠a¬Ľ, que sacan tam¬≠bi√©n inmensos beneficios de un comercio miserable y especu¬≠lan con la vulgaridad.

¬ŅY qu√© decir de esa forma de corrupci√≥n que se organiza en sociedades ideadas para delinquir, robar, secuestrar, extor¬≠sionar, exigir rescates y que casi siempre imponen la inquie¬≠tante ¬ęley del silencio¬Ľ?

No debemos creer que nosotros salimos indemnes de estos males, ya que, como las antiguas pestes, lo primero que bus­can es ocultarse y hacer que se niegue su existencia.

Est√°, finalmente, la corrupci√≥n blanca, es decir, la que va penetrando poco a poco por la gesti√≥n irresponsable del dine¬≠ro de los dem√°s, por las deficiencias administrativas de todo tipo, por la facilidad con que se usan mal y se malversan los bienes¬† comunes y los fondos p√ļblicos, por las diversas formas de corrupci√≥n pol√≠tica, de favoritismo o clientelismo, de dis¬≠tribuci√≥n injusta, de situaciones de privilegio, de incumpli¬≠miento de los graves deberes c√≠vicos.

La corrupción ha invadido todos los rincones de la sociedad y esto porque se han perdido los principios y valores que como las riveras de un río, son los que ponen límites a todas las acciones humanas.

Las sociedades son corruptas en la medida en que lo son sus miembros y éstos a su vez, porque han recibido estas herencias.

Si desde peque√Īos nos acostumbramos a mentir, a enga√Īar y a cometer toda clase de irregularidades, todo esto se convierte en una cultura que hoy podemos llamar corrupci√≥n.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad