Mi esposo es un hombre orgulloso, machista, grosero y dominante. | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Sábado 1 de Noviembre de 2014
Familia
2008-08-18 05:00:00

Mi esposo es un hombre orgulloso, machista, grosero y dominante.

Mi esposo es un hombre orgulloso, machista, grosero y dominante.
Cuando le quiero hablar no le da importancia a lo que digo y me interrumpe frecuentemente dejando inconclusa cualquier opinión de mi parte. Tenemos una bebita de 8 meses que se ha convertido en nuestra felicidad. Allí es donde lo he visto cariñoso y tierno. Yo sé que nos queremos, pero necesitamos ayuda para mejorar la relación. Hace unos días hablamos sobre la posibilidad de casarnos el día del amor y la amistad. Sería muy lindo siempre y cuando las cosas cambien entre nosotros. Espero un consejo urgente.


Respuesta

Estimada señora: Bello sería convertir en realidad un sueño matrimonial, siempre y cuando subsista en la pareja una relación armónica y estable.

En su caso deben mejorar la comunicación. El diálogo será medio eficaz que les conducirá por el camino del entendimiento y la unidad.

Ante todo deben saber escuchar sin interrupción, buscando comprender lo que piensan o sienten.

Al hacerlo dan muestras de valoración y respeto, buscando con sinceridad prudente opinar sin herir o criticar.

Jamás olviden que son espejo a través del cual su pequeña se refleja al percibir el mundo que le rodea.

Siéntense a conversar bajo estas condiciones, comprometiéndose mejorar o cambiar aquello que dificulta su convivencia.

Luego, con alegría y profundo amor digan un ¡sí! ante la mirada de Dios, seguros que disfrutarán en familia de paz, armonía y mucha felicidad.

Reflexión

El amor no es suficiente para lograr disfrutar y contemplar la verdadera felicidad.

Se requiere conocer en toda su dimensión aquel ser especial que conmueve sus sentidos y le impulsa soñar y amar con intensidad.

Acéptense tal como son con cualidades y defectos, contribuyendo cada día en el proceso armónico de mejoramiento y crecimiento personal y familiar.

La complementariedad une tras la diferencia de carácter, ya que cada quien posee aquello que al otro le hace falta.

Sus diferencias se dialogan en un ambiente de intimidad, confianza mutua, comprensión, respeto y mucho amor.

Estén dispuestos a perdonar y enmendar cuando sea necesario, sin pretender devolver el tiempo porque lo pasado ¡pasado queda!

Cuenta el ahora, con la visión positiva del amor humano que se fortalece con el paso de los años, siendo ante los demás un ejemplo digno de ser imitado.

Publicada por
JORGE ELIÉCER DÍAZ WILCHES

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones