Calle 13 y la hoguera medieval | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-23 05:00:00

Calle 13 y la hoguera medieval

Cuando una camiseta, un grafiti o una canci√≥n provocan vetos, pronunciamientos de la Canciller√≠a y alcaldadas, es porque las cosas est√°n muy mal. Lo que ¬ďResidente¬Ē, el cantante de Calle 13 exhibi√≥ en su camiseta, no es un ataque contra la dignidad nacional.
Calle 13 y la hoguera medieval

Si √©l piensa que las bases militares gringas en Colombia son un sesgo belicista de Uribe y si adem√°s se arriesga a ponerlo en su camiseta con el lance verbal de ¬ďUribe para ¬Ė militar- bases-¬Ē, no estamos ante una bomba ni ante un ataque terrorista.¬† Es su opini√≥n, su postura pol√≠tica (que nos guste o no es otro cuento). Dej√©monos de crisis hist√©ricas y deplorables de ¬ďpatrioterismo¬Ē. Ni √©l habla en nombre de un Estado ¬Ėes puertorrique√Īo el ¬ďResidente¬Ē este- ni Uribe es un monarca de los que encarnan la dignidad del Estado.

Todav√≠a estamos en una Rep√ļblica y el ciudadano Presidente no es m√°s que eso, un servidor p√ļblico sujeto a cr√≠ticas, centro de discusiones pol√≠ticas sanas y necesarias. El √ļnico que podr√≠a considerar la camiseta como una ofensa es Uribe, como ciudadano corriente. Eso basta para entender que el asunto no es de Derecho Internacional P√ļblico y, por consiguiente, la Canciller√≠a no tendr√≠a nada qu√© decir. En Italia est√°n impulsando un concurso literario sobre la muerte de Berlusconi y no por eso el gobierno sac√≥ a los ¬ďCarabinieri¬Ē. Ahora bien, que el alcalde de Manizales vete la presentaci√≥n art√≠stica (nos guste o no Calle 13), no es m√°s que una alcaldada provinciana y rupestre que ejemplifica la devaluaci√≥n de la libertad de expresi√≥n. As√≠, ¬Ņc√≥mo podremos cambiar balas por palabras? Disentir en una democracia no es traicionar a la patria.¬† A los tiranos los instauran los mismos pueblos.

***

Otro tercio de la misma corrida: Que no se informe a las mujeres en los planteles educativos sobre sus derechos sexuales y reproductivos y sobre los casos en que el aborto no está penalizado en Colombia, como lo pretenden la Procuraduría y la Iglesia Católica, equivale a la vieja e inmoral práctica de secuestrar la libertad humana y mantenerla presa del miedo y la ignorancia. Adelante con la cátedra de derechos sexuales y reproductivos, sin censuras ridículas y medievales, para formar individuos del siglo XXI, ilustrados, cultos y libres. Después, que cada cual haga lo que se le dé la gana.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad