M√°s sinverg√ľencer√≠a | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-23 05:00:00

M√°s sinverg√ľencer√≠a

No imaginamos hasta dónde puede llegar la descomposición de nuestro poder legislativo en el que cada día suceden hechos que nos causan verdadero asco, pues nuestra capacidad de asombro literalmente ha sido copada por todo lo que hemos visto hacer a nuestros padres de la patria.
M√°s sinverg√ľencer√≠a

Empecemos por aquellos que hoy están presos; delinquieron, apostándole a que en Colombia no existía justicia penal y por lo tanto no les iba a pasar nada, solo que se encontraron con una realidad diferente que hoy los tiene presos.

Luego vinieron las actuaciones de algunos que montaron sobre su curul una empresa criminal y aprovechando su condición, empezaron a enriquecerse ilícitamente con actuaciones que al ser conocidas causan absoluta repugnancia.

Seguidamente vienen aquellos que cobran puntualmente sus jugosos emolumentos y no asisten a las sesiones que, no nos cabe duda, constituye otra manera de robar al erario.

A cada momento se vienen descubriendo irregularidades como las de pagar once millones por unos pasajes a√©reos que apenas valen dos y sin conocerse todas las dem√°s sinverg√ľencer√≠as que all√≠ se cometen, como los micos.

Desde luego que no son así todos los parlamentarios, pero lo curioso de la situación es que, como si se asustaran, quienes no lo son guardan un absoluto silencio frente a quienes sí, resultando por complicidad omisiva, igualmente responsables.

Y ahora, como si fuera poco empezaron a hablar de subirse las dietas y mejorarse sus pensiones, en una actitud que no solo repugna a todos los colombianos, sino que adem√°s constituye una afrenta a los trabajadores a quienes se les paga muy bajos salarios y terminan por acceder a pensiones igualmente irrisorias.

No es posible tanta desfachatez; sentimos que llegó el momento de empezar a pasar las cuentas de cobro por vía electoral a quienes se presentan como un dechado de virtudes para poder ser elegidos, pero cuando se posesionan pelan el cobre y se les sale el bandido que han mantenido tapado.

Si nuestro Congreso es una verg√ľenza nacional es culpa de todos nosotros que lo elegimos; luego la soluci√≥n est√° en nuestras manos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad