La dictadura de los jueces | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-26 02:33:32

La dictadura de los jueces

Entre par√©ntesis ¬Ė La reapertura de la investigaci√≥n del Vicepresidente Santos es un hecho pol√≠tico, no jur√≠dico. Queda comprobado tambi√©n que el Vicefiscal (e) Fernando Pareja, no ha dejado de ser subordinado de la Corte Suprema de Justicia ¬Ė digo, porque sigue siendo Magistrado de un Tribunal con licencia para prestar sus diligentes servicios en medio de esta conveniente interinidad -. La f√°brica de testimonios va a toda marcha y lo triste del caso es que la justicia les creer√° a los ¬Ďparacos¬í de la misma forma en que desatiende las voces de ex guerrilleros como Olivo Salda√Īa quien tambi√©n dice cosas que comprometen a pol√≠ticos de izquierda, pero a ellos nada les pasa.
La dictadura de los jueces

Y si por la Corte Suprema de Justicia llueve, por la Constitucional diluvia¬Ö Este no es el siglo de los jueces, sino el de la dictadura de los jueces. Su √ļltima decisi√≥n en torno al tema del aborto no faculta, sino que obliga; no ampl√≠a derechos, sino que los limita. El derecho, en √ļltimas, se ha convertido en la verdad revelada y ha invadido √°mbitos como el de la moral personal, colocando a los jueces que lo generan al mismo nivel de un ¬ĎCreador¬í.

¬ŅQui√©n dijo que la objeci√≥n de conciencia s√≥lo es aplicable a los ciudadanos del com√ļn? ¬ŅQui√©n dijo que funcionarios p√ļblicos, jueces y m√©dicos no son tambi√©n beneficiarios de ese inalienable derecho? ¬ŅC√≥mo puede la Corte Constitucional desconocer que la sumatoria de objeciones morales se traduce en posiciones oficiales de instituciones m√©dicas o educativas, que tienen todo el derecho a pensar y transmitir su pensamiento como quieran?

Somos garantistas, liberales y dem√≥cratas pero no entendemos que ciertos grupos ¬Ė mayoritarios ¬Ė tengan que hacer algo que su sistema de creencias¬† rechaza, con raz√≥n o sin ella.

No censuramos la decisi√≥n de abortar y nos parece justo que las mujeres que quieran hacerlo puedan desarrollar su libre albedr√≠o en circunstancias que la misma Corte ha especificado, sin mayor rigor, eso s√≠. Pero una cosa es habilitar y otra imponer: los m√©dicos, jueces y educadores tienen derecho a ser todo lo ¬Ďultragodos¬í y religiosos que quieran y en el caso de los colegios, su ense√Īanza en esas materias debe conducirse con toda libertad, seg√ļn el credo que les venga en gana.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad