Disciplina + Amor: Fórmula perfecta | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
22ºC
Actualizado 06:07 pm

Disciplina + Amor: Fórmula perfecta | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-26 05:00:00

Disciplina + Amor: Fórmula perfecta

A veces los padres no alcanzan a dimensionar el efecto que sus palabras y acciones tienen sobre los niños.
Disciplina + Amor: Fórmula perfecta

En su autoestima y también en su educación.

El docente Germán Gómez conoce muy bien estos efectos. Durante treinta años trabajó con niños y hoy es especializa en la Escuela de Padres, que busca hacerles ver que existe una manera mejor de fomentar la disciplina.

“No somos concientes de lo que en ese momento –cuando se está disciplinando- puede significar una mala palabra, un imperativo, el suponer, el amenazar a un niño”, comenta el educador.

Sucede mucho con los niños agresivos, a los cuales se les amenaza para que cambien su comportamiento.

Patricia Zuloaga, psicóloga educativa, egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana, señala que el comportamiento violento de algunos niños y su imposibilidad para controlarlo, conduce tanto a padres como a profesores a la desesperación.

“Armando, por ejemplo, no obedece las órdenes que se le dan. Ni siquiera las de sus propios padres. Entonces algunos profesores le dicen: ‘tú eres malo, cuando crezcas nadie te querrá’. El niño reacciona de manera agresiva, peleando con el profesor”, comenta Zuloaga.

En casa, los padres de Armando contaron a la psicóloga educativa que su tiempo con él es poco, pero que cuando tratan de compartirlo con su hijo, la situación se torna insoportable.

“La mamá me comenta que quiere hacer sólo lo que él quiere y que termina arruinando el poco tiempo que pasan con él”, puntualiza la psicóloga.

Las medidas de los padres de Armando consisten en dejarlo varios días sin ver televisión o no comprarle juguetes.

Cuando la psicóloga les habló de la disciplina con amor, pensaron que con él no funcionaría porque el niño los consideraría débiles.

“De todas maneras lo están intentando pero es un proceso. Armando no cambiará enseguida pero si ve el cambio en sus padres, él se sentirá motivado a hacerlo”, comenta Zuloaga.

Amor y autonomía

Vicenta Mestre, Paula Samper, María José Nácher, Maite Cortés y Ana Tur, de la Universidad de Valencia, en España, realizaron en el 2005 un estudio llamado Estilos de crianza y agresividad en la infancia, desde el cual se pudo concluir que la disciplina con amor, al aumentar la autoestima del niño, fomenta la confianza y con ello la formación de la autonomía.

El pediatra y profesor de la Universidad de Antioquia, Álvaro Posada Díaz, señala en su investigación Autoridad y autonomía en la crianza, que los conceptos de amor y autonomía van de la mano.

“En la crianza humanizada la relación entre autoridad y autonomía se plantea desde dos vertientes: la primera, la del ejercicio de la autoridad y autonomía por parte de los adultos en la relación con los niños y adolescentes; y la segunda, la de la construcción y reconstrucción de estos conceptos”.

En determinado momento, los padres querrán que sus hijos desarrollen su propia habilidad para guiar sus acciones y comportamientos, de una manera apropiada en todas las situaciones.

Esto puede hacerse únicamente si se enseña poco a poco desde la niñez, haciéndolo con firmeza pero sin dejar de lado el cariño y el planteamiento de reglas claras y justas.


preguntas y respuestas

Germán Gómez

Docente, Especialista en formación en Escuela de Padres

¿En qué consiste la disciplina con amor?

“El concepto de disciplina con amor busca tener la asertividad para corregir o modificar los comportamientos aparentemente equivocados de los niños”.

¿Y por qué se dan estos comportamientos?

“Estos comportamientos se derivan de unas necesidades que no han sido satisfechas por sus padres. Entonces, el niño busca una estrategia de supervivencia”.

Es decir que portarse mal es una forma de llamar la atención…

“Sí, pero sobre unas necesidades básicas. Al niño agresivo, por ejemplo, no se le ha dado la oportunidad de hacerse responsable de actividades en el salón o de su casa. Cuando no está satisfecha esta necesidad, se comporta mal para que lo tomen en cuenta”.

¿Qué se podría hacer en este caso?

“Darle una responsabilidad en la casa o en el salón, por ejemplo, que tenga las llaves para entrar o para abrir el salón de música o algo por el estilo”.

¿Eso tiene que ver con la autonomía?

“Sí. Hay un gran problema y es que los padres suponemos cosas sobre los hijos y por eso nos preocupamos de qué puede suceder con ellos. La clave no está en preocuparse, si no en ocuparse”.

Los niños necesitan tener autonomía para desarrollarse…

“Claro. Si los padres lo hacen todo por él, incluso las tareas, no va a satisfacer esa necesidad básica que tiene de conocerse, de saber de qué es capaz”.

Es decir que los conceptos de disciplina con amor y autonomía en los niños van de la mano…

“Claro, se complementan. Hay que decirle al niño que lo amamos, darle responsabilidades y permitir su desarrollo”.

 

REGLAS BÁSICAS DE LA DISCIPLINA CON AMOR

1. A los padres de familia les queda prohibido suponer. Por ejemplo, queda prohibido suponer que el niño sabe que se le quiere porque en realidad no es así. Sólo lo sabe cuando el adulto se lo dice.

2. Nunca haga nada por un niño si él lo puede hacer. El niño, a medida que va creciendo, necesita saber quién es y luego reafirmarse. Si todo se lo hacen, jamás podrá hacerlo.

3. Nunca de órdenes a un niño. Es importante que los padres de familia comprendan que no deben dar órdenes como: ¡tiende la cama ya! La mejor forma de educar es el ejemplo.

4. No se debe esperar de los niños. Con respecto a la educación, por ejemplo, no se debe esperar que el niño traiga buenas notas porque se le paga el colegio. Él traerá buenas notas a medida que vaya aprendiendo.

5. Celebrar el avance. No hay que criticarlo si lo hace mal, pero sí hay que estimularlo si lo hace bien, por ejemplo, para alcanzar una meta en los deportes.

6. Nunca lo compare con nadie, sobre todo con los hermanos. El respeto a la individualidad es fundamental para la formación del niño.

AMAR CON LAS PALABRAS

*¡Mira que bien lo haces!, es una frase que estimula al niño en la labor que está haciendo.

*¿Que debemos hacer después? Esta frase posibilitará que el niño explore posibilidades y a la vez se sienta responsable e importante.

*Creo que deberías dejar de hacer eso porque lastimas a los demás: estas frases que evitan la palabra “no” hacen que el niño sea más receptivo. En otras oportunidades, para hablar con él, es importante sonreír y míralo directamente a los ojos.

*Mira aquí esta un trapito para poder limpiar la mesa y que quede todo en orden otra vez, ¿no te parece? Es la forma correcta de incidir en un niño que estuvo trabajando y dejó su lugar desordenado.

Metas de la disciplina con amor

*Seguridad: los niños deben confiar en sus padres como guías de vida.

*Compañerismo: formar equipo entre padres e hijos, para que el aprendizaje sea de parte y parte.

*Construir mejores opciones: poder ayudarle a los niños a aprender a buscar soluciones de manera efectiva.

*Autodisciplina: la idea es que los niños desarrollen su propio sentido de autodisciplina.

*Fomentar respeto y empatía hacia los sentimientos de los demás.

 

LA VOZ DEL EXPERTO

Andrea Vera

Lic. en pedagogía infantil

“Por naturaleza sabemos que los niños son muy curiosos y tienen un deseo de ser independientes. A veces ellos pueden llegar más allá de las reglas y límites que los padres trazan. Pero a veces nosotros los padres no sabemos cómo responder adecuadamente a la conducta de nuestros hijos, podemos reaccionar con mucha rabia en vez de ser tiernos y firmes.

Disciplinar adecuadamente al niño ayudará a que ellos sean más responsables de su propia conducta y a su tiempo los guiará a desarrollar su confianza en si mismos, su respeto propio y la habilidad de resolver problemas”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad