Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 10:22 pm

Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-27 05:00:00

Palabras Inútiles

Dice la señora Ministra de Educación –con el tópico de siempre-  que las Universidades Públicas deben ser más eficientes. Lo han demostrado con creces. Hubo un tiempo en que las universidades privadas crecieron como la espuma, en detrimento del desarrollo de las del Estado. Pero el crecimiento tiene límites, fijados por la racionalidad económica. Ahora de nuevo, gracias a la “eficiencia”, las Universidades Públicas ostentan  la mayoría de la matrícula nacional, lo que en sí mismo es excelente. La tragedia consiste en que la evolución  de la matrícula ha sido desproporcionada frente a los recursos que el Estado provee.
Palabras Inútiles

El cuerpo docente ha ido calificándose hasta mostrar  una mayoría de profesores con maestría o doctorado, más la respuesta que la sociedad exige sobre su participación en el desarrollo de ciencia, tecnología e investigación. El escándalo de la retención arbitraria y violenta del rector de la Universidad Nacional, puso la situación en primer plano, que además sirvió para aliviar los aquelarres de corrupción semanales del Ejecutivo como el caso de AIS.

La reelección del Señor Presidente y la del Congreso, llevó a la aprobación de un presupuesto adicional para las Universidades, que en realidad lo es para otras instituciones como Colciencias, Icetex o el Icfes, es decir, una falsa y pasajera  solución, que deja intacto el problema estructural y crónico de la financiación de las Universidades Públicas. Con mandar a la Policía a apagar incendios no se soluciona nada, ni siquiera el problema de la gobernabilidad de las Universidades, siempre en el foco de los intereses clientelistas y politiqueros, como está demostrado.

Mientras el gasto militar y policial se embolsa el 6%  del PIB  -con un rendimiento decreciente, dice el economista Kalmanovitz-  el gasto total en educación apenas llega al 3.92%, y por primera vez en la historia nacional, las balas tienen más presupuesto que las letras, es decir, que las ciencias, la tecnología y la investigación (CTI). Colombia no ha cumplido ninguna de las metas de corto y largo plazo en estas materias y no lo lograremos mientras persista la visión  anacrónica y oligárquica de país. Como cita Montenegro en El Espectador, “los países desarrollados no invierten en CTI porque sean ricos, sino que son ricos porque invierten en CTI”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad