Sáb Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 06:09 pm

Crónica de un 'primiparo' | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-28 05:00:00

Crónica de un "primiparo"

No es nada facil para los ‘primíparos’ enfrentarse a ese cambio que implica ir del colegio a la ‘U’. Compañeros nuevos, instalaciones y horarios diferentes, responsabilidades y roles totalmente distintos hacen parte de ese nuevo ambiente al que llegan tras el paso por ‘el cole’.
Crónica de un 'primiparo'

“Son las 7:00 a.m. y el reloj comienza a sonar. Me apresuro para estar listo y llegar a la hora  convenida. En el camino pienso ¿que será lo que encontraré? Qué caras, reacciones, personas.

“Llego a las 7:55 a.m. y veo que hay gente haciendo fila para entrar. Me formo yo también, pero al cabo de unos minutos me doy cuenta de que no es una fila: es Tatis esperando a Natis, Julis preocupada por Catis… En fin, insulto mi torpeza y entro a la Universidad”.

Este es el relato de Juan Pablo, un joven de 15 años, ‘primíparo’ en la Universidad Industrial de Santander, que en días pasados estuvo en semana de inducción a los nuevos estudiantes.

Camilo deja ver en su relato el nerviosismo que lo acompaña en este paso. Su situación se compara con la de otros estudiantes que, ya sea de Bucaramanga o de otras ciudades, dan este gran paso en su vida: ingresar a la Universidad.

¿Cuáles son sus expectativas en este momento?

“Pienso que este es el inicio de mi vida como una persona adulta y eso me llena de emoción”, comenta Liliana, compañera de Juan Pablo en la carrera de Ingeniería Industrial.

Para Miguel, de 16 años, quién empieza su carrera como abogado, las expectativas son muy grandes.

“La verdad es que aspiro a tener muchísima más libertad de la que tenía estando en el colegio”.

Con respecto a la parte académica, algunos estudiantes manifestaron que se sienten inquietos, porque saben que el nivel académico es diferente al del colegio.

“Los horarios y la intensidad son diferentes a los del colegio y eso me hace sentir nervioso”, comenta María Paula, una estudiante ‘primípara’ de Medicina.

Esta percepción la tiene también Kelly Lizarazo, coordinadora de Bienestar Universitario de la UIS.

“Los jóvenes se sienten aprensivos respecto a cómo responderán académicamente al reto universitario”, explica Lizarado, profesional en Trabajo Social y añade que otras inquietudes que perturban a los ‘primíparos’ son sus habilidades sociales y el comienzo de su sexualidad.


Otras inquietudes

En su relato, Camilo da cuenta de estas inquietudes que lo atormentan en su faceta de ‘primíparo’.

“Nos dirigen al auditorio donde ya se encuentra mucha gente y falta aún más. A primera vista se ve la cara del joven asustado, la niña que no durmió por la expectativa, la que no sabía qué ponerse, el niño recién graduado maravillado por la belleza del sexo opuesto, el fumador que se cree el interesante y a su lado el fumador compulsivo, el dormido, la mal geniada, la alegre, el grupo de amigas que se pusieron de acuerdo desde colegio para estar juntas sin importar la carrera…

“Me preparé para el discurso motivacional, referente al cambio de vida y la responsabilidad que se nos viene encima, de cómo el colegio es un paseo y es la mejor etapa de la vida”, señala Camilo.

Los estudios demuestran que la inquietud de Camilo por dar este paso del colegio a la Universidad es una constante en los jóvenes que ingresan por primera vez a la educación superior.

“La trayectoria universitaria del estudiante empieza con la transición de la secundaria a la universidad. La mayoría de estudiantes de primer año llegan con ansiedad y aprensiones acerca de la educación superior. Algunos se sienten perdidos y expresan sensación de aislamiento y nostalgia, sobretodo en las primeras semanas”, explican Jenny Delgado, Luz González, Olga Tenjo e Ingrid Zambrano, de la Universidad Pedagógica Nacional en su estudio La transición de la secundaria a la universidad.

“En esta medida los y las jóvenes tienden a socializarse, a adquirir valores éticos, a concebir nuevos roles sociales, a manejar su identidad, sus interrelaciones afectivas y sus costumbres cotidianas, todo ello mediado por los diferentes ambientes en los que ellos y ellas interactúan, los cuales componen sus sistemas de interacción”, concluye el estudio.

Para los ‘primíparos’ todo es nuevo y tienen la necesidad de adaptarse y a la vez encontrar su propia identidad.

Durante su relato Camilo cuenta estas aflicciones y después de trasegar por las anécdotas de su llegada a la universidad, finaliza contando lo que pasó después de presentar las pruebas de psicología y psicopedagogía que se realizan en las instituciones educativas.

“Al salir de las pruebas me sentí aliviado pues estaba un poco cansado, pero creí que no estaba mal para el primer día. Luego vi a una joven llorando. Me asombre y pensé…bueno pudo ser peor”.


LA VOZ DEL EXPERTO

Kelly lizarazo

Coordinadora Bienestar Universitario UIS / Trabajadora Social

“Las expectativas de los jóvenes abarcan desde saber si lo que estudian es la carrera de ellos, hasta si podrán responder al nivel académico que es superior al del colegio. Para ellos es importante generarse un grupo de amigos, sin embargo muchos de los ‘primíparos’ tienen falencias en sus habilidades sociales y por eso algunos acuden al licor. También les preocupa el manejo de su sexualidad porque para muchos su vida en ese aspecto comienza en la universidad”.


preguntas y respuestas

Tirsa Rosales

Psicóloga Infanto-juvenil Universidad Andrés Bello

¿Cuáles son los principales miedos de los jóvenes que pasan del sistema escolar al universitario?

“La adolescencia es el escenario de una búsqueda de identidad. No sólo está el plantearse la pregunta de quién soy, qué debo ser o no ser, también aparece el preguntarse qué proyectos tengo para el futuro. Esto genera gran estrés en ellos, al pensar que se pueden equivocar y entonces lo harían para toda la vida”.

¿Por qué se producen estos miedos?

“Los mayores problemas son por el desconocimiento total de la carrera que cursan y el funcionamiento de la universidad. Tienen que utilizar todos sus recursos para adaptarse y ser independientes, se les exige madurez en sus decisiones, adaptarse a nuevos amigos de distintos lugares y niveles sociales, además de tener gran responsabilidad individual”.

¿De qué forma se manifiesta la desadaptación a la universidad?

“Los primeros síntomas están relacionados con el rendimiento, que no es el esperado por ellos, sus calificaciones se tornan deficientes. Se desmotivan, no logran pertenecer a un grupo y terminan por desertar del sistema”.

¿Cuales serían algunos consejos para rendir bien el primer año de universidad?

“Una idea interesante es que los jóvenes elijan qué estudiar de acuerdo a sus intereses, a como ellos piensan y entienden la felicidad y no como la entienden sus padres y la sociedad en general. Pero también es importante que puedan ser honestos con ellos mismos y se den cuenta de cuáles son sus capacidades más desarrolladas y que le son exigidas en la carrera”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad