Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
25ºC
Actualizado 03:06 pm

Para cerrar el tema | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-28 05:00:00

Para cerrar el tema

Lo que tiene que ver con el socialismo del siglo XXI, no podemos pasarlo por alto.
Para cerrar el tema

El Polo Democrático, que se precia de ser la izquierda colombiana, es una mezcla de varios ingredientes. Uno, el de los ideólogos donde caben los poetas escritores, algunos muy cercanos a la vieja guerrilla – no sé qué piensan ahora cuando hicieron tránsito al narcotráfico-, caben los ingenuos y los que meditan todavía en el mundo feliz de Aldous Huxley, donde se pudo poner a la cabeza Carlos Gaviria; otros son los que se enquistan en el ponqué burocrático como una forma de lograr una vida feliz, hoy muy desprestigiados y orientados por la familia Moreno Rojas. Y el otro son los que se consideran discípulos de Lula, encabezados por el senador Gustavo Petro, quien tendrá que llevar a cuestas el estigma del Palacio de Justicia. Podemos reconocer su labor como investigador y aguerrido orador en temas espinosos que ha vivido el país, pero le toca demostrar que la izquierda no hace parte más de los radicalismos y las figuras clientelistas.

Un punto que sin duda causa preocupación es lo que llaman el Partido Socialista Unido Venezolano, que ya ronda por varias ciudades colombianas estructurado por las milicias bolivarianas y que de manera confesa tratará de poner varios representantes en las elecciones que se aproximan. La doctrina de Chávez se camufla entre el reconocimiento de unas clases populares y su verdad; es el desconocimiento de los derechos civiles tanto de prensa como de opositores. Entre tanto, ¿cómo se financian? ¿Hasta qué punto el pretendido estatus de beligerancia que han querido darle a las Farc desde Venezuela no representaría una connivencia en el destino político que ellos construyen?

En la última esquina está el socialismo venido a menos, que solo es narcoterrorismo de las Farc. Su función es el adoctrinamiento urbano; su ruta clásica, las Universidades. Una de sus vertientes es la construcción de grupos universitarios como fachada y la otra más conocida, son las pedreas. Lo que pasó con el Rector de la Universidad Nacional, Dr. Wasserman, es una muestra flagrante de un socialismo que por la fuerza busca el diálogo y como dijo el Presidente, no es más que un secuestro televisado. Tanto las pedreas como lo que pasó con el Rector es puro terrorismo.

La construcción de una cultura política, sea de derecha o de izquierda, se debe hacer alejada de los métodos violentos. No se debe decir que el narcotráfico y el terrorismo son amenazas subjetivas y por lo tanto todos los países son corresponsables en su tratamiento; las consideraciones ideológicas permisivas se acaban cuando se llega a vías de hecho que coartan la libertad de expresión de los otros. Un ejemplo es el caso del Dr. Wasserman. Pero tampoco se puede cerrar los ojos a quienes quieren impedir a toda costa el derecho a disentir o estigmatizarlos como terroristas si no se comparte su pensamiento.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad