Cuando pecar no es delito | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-29 05:00:00

Cuando pecar no es delito

De los 10 ¬ďmandamientos de la Ley de Dios de la Santa Iglesia Cat√≥lica¬Ē, s√≥lo tres son tambi√©n delitos a los ojos de las leyes humanas: matar, robar y decir falsos testimonios o mentir. (Aunque para los dos √ļltimos depende de qui√©n lo haga¬Ö si se es ministro o Presidente, puede que no sea ni pecado ni delito.)
Cuando pecar no es delito

Que otros comportamientos sean indebidos depende de las normas de cada iglesia: amar a un dios u a otro, blasfemar, descansar los s√°bados o domingos o ¬ďtrabajar, trabajar y trabajar¬Ē toda la semana seg√ļn mandato presidencial, portarse bien o no con pap√° y mam√°, ejercer su sexualidad as√≠ o as√°, ser gay o lesbiana, pensar lo indebido (sin hacerlo), gustar del vecino o de la vecina o codiciar sus cosas, no tiene que ver con justicia terrenal.

Colombia no un Estado teocr√°tico - seg√ļn el DRAE ¬Ė ¬ďsociedad en que la autoridad pol√≠tica, considerada emanada de Dios, se ejerce por sus ministros.¬Ē A√ļnque no parezca, Colombia ya no es una naci√≥n constitucionalmente consagrada al Sagrado Coraz√≥n; es un Estado laico que debe respetar y garantizar la diversidad religiosa.

Por la diversidad de pensamientos y el derecho a la informaci√≥n objetiva, lamentamos que varios medios de comunicaci√≥n hablaran de manera tendenciosa e insistente de la ¬ďc√°tedra del aborto¬Ē u ¬ďobligaci√≥n de ense√Īar el aborto¬Ē en los colegios del pa√≠s, en vez de informar sobre la necesidad reconocida de incluir el tema de los derechos sexuales y reproductivos en los colegios, en pos de una mejor salud f√≠sica, sexual y mental de la poblaci√≥n colombiana.

Nadie debe ignorar los derechos humanos y las leyes. Conocerlos es el primer paso hacia su respeto y no entendemos la resistencia fan√°tica del se√Īor Procurador a que se ense√Īen las leyes y normas colombianas en establecimientos educativos. Conociendo los derechos, obligaciones y limitaciones legales, se puede opinar y decidir en libertad. Suena a mala fe decir que ¬ďseis colombianos obligan a 40 millones¬Ē: la despenalizaci√≥n parcial del aborto no obliga a nadie a abortar; s√≥lo permite a mujeres que est√©n en estas condiciones dram√°ticas e injustas, decidir seg√ļn su conciencia. Representa una opci√≥n para que no se repitan el drama de la ni√Īa de C√ļcuta, violada, embarazada y obligada a sufrir el mal de la maternidad impuesta a la fuerza, ni el doble atropello - laboral y m√©dico ¬Ė padecido por la valiente mujer que cont√≥ su caso al diario El Espectador.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad