Por fin¬Ö. Kindle | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-31 05:00:00

Por fin¬Ö. Kindle

¬ďAlumbrar o encender un fuego. Activar o inspirar (una emoci√≥n o sentimiento)¬Ö¬Ē es la leyenda que aparece en su portada. En el trasfondo aparece la figura de un joven sentado debajo de un frondoso √°rbol, absorto en la lectura. Delgado, del tama√Īo de media p√°gina, con teclado y botones laterales que le permiten pasar las p√°ginas a las cuales uno puede ajustar el tama√Īo de la letra y el n√ļmero de palabras por rengl√≥n. Si no hay √°nimo de leer, se puede activar una opci√≥n en donde escuchar√° una voz que leer√° con tono de locutor los pasajes de su agrado.
Por fin¬Ö. Kindle

Pulsando un control se tiene acceso a un amplio men√ļ de libros puestos a su disposici√≥n por el creador del aparatico: El gigante de Internet, Amazon. Una vez seleccionado por un c√≥modo precio, usted tendr√° en su Kindle (as√≠ se llama) su libro, listo para degustar.

Aunque llevaba un buen tiempo esperando que el Kindle estuviera accesible a consumidores de fuera de Estados Unidos (Amazon lo empez√≥ a vender fuera de USA a partir de este 19 de Octubre) confieso que, aunque maravillado por la tecnolog√≠a, no dej√≥ de darme nostalgia el no poder tener un libro con tapas, para tocarlo como estrech√°ndole la mano a un buen amigo. Sensaci√≥n extra√Īa no poder leer en su contratapa el resumen que hacen los editores como una peque√Īa degustaci√≥n de lo que viene y encontrarme all√≠ tambi√©n la foto del autor y adivinar por su aspecto el car√°cter de su escritura e imagin√°rmelo en alg√ļn lugar preferido tejiendo la historia que est√° a punto de compartir. Y me perder√© el raro placer de oler sus p√°ginas, viejo h√°bito que debe seguramente reflejar alg√ļn recuerdo grato de mi ni√Īez, cuando mi padre me tra√≠a historietas infantiles, como su lenguaje para expresarme su amor y que a√ļn hoy, despu√©s de viejos ambos, conservamos el h√°bito de regalarnos libros reafirmando nuestro pacto de cari√Īo, respeto y amistad.

Por el lado positivo, el uso del Kindle permitir√° corregir la neurosis de acumular tomos de polvo en casa y bajar√° el ego ya que no tendr√° sentido tener biblioteca para mostrar a la visita y los amigos. Lo cierto es que independiente de tama√Īo y forma, el libro no perder√° la capacidad de inspirar, acompa√Īar y mantener el fuego de los sue√Īos y la creatividad encendido. Nada qu√© temer entonces.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad