Por finÂ…. Kindle | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-31 05:00:00

Por finÂ…. Kindle

“Alumbrar o encender un fuego. Activar o inspirar (una emoción o sentimiento)…” es la leyenda que aparece en su portada. En el trasfondo aparece la figura de un joven sentado debajo de un frondoso árbol, absorto en la lectura. Delgado, del tamaño de media página, con teclado y botones laterales que le permiten pasar las páginas a las cuales uno puede ajustar el tamaño de la letra y el número de palabras por renglón. Si no hay ánimo de leer, se puede activar una opción en donde escuchará una voz que leerá con tono de locutor los pasajes de su agrado.
Por finÂ…. Kindle

Pulsando un control se tiene acceso a un amplio menú de libros puestos a su disposición por el creador del aparatico: El gigante de Internet, Amazon. Una vez seleccionado por un cómodo precio, usted tendrá en su Kindle (así se llama) su libro, listo para degustar.

Aunque llevaba un buen tiempo esperando que el Kindle estuviera accesible a consumidores de fuera de Estados Unidos (Amazon lo empezó a vender fuera de USA a partir de este 19 de Octubre) confieso que, aunque maravillado por la tecnología, no dejó de darme nostalgia el no poder tener un libro con tapas, para tocarlo como estrechándole la mano a un buen amigo. Sensación extraña no poder leer en su contratapa el resumen que hacen los editores como una pequeña degustación de lo que viene y encontrarme allí también la foto del autor y adivinar por su aspecto el carácter de su escritura e imaginármelo en algún lugar preferido tejiendo la historia que está a punto de compartir. Y me perderé el raro placer de oler sus páginas, viejo hábito que debe seguramente reflejar algún recuerdo grato de mi niñez, cuando mi padre me traía historietas infantiles, como su lenguaje para expresarme su amor y que aún hoy, después de viejos ambos, conservamos el hábito de regalarnos libros reafirmando nuestro pacto de cariño, respeto y amistad.

Por el lado positivo, el uso del Kindle permitirá corregir la neurosis de acumular tomos de polvo en casa y bajará el ego ya que no tendrá sentido tener biblioteca para mostrar a la visita y los amigos. Lo cierto es que independiente de tamaño y forma, el libro no perderá la capacidad de inspirar, acompañar y mantener el fuego de los sueños y la creatividad encendido. Nada qué temer entonces.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad