El comercio informal, una problemática social y económica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Miércoles 22 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Otros deportes
2009-11-01 04:00:00

El comercio informal, una problemática social y económica

El comercio informal, una problemática social y económica
Si usted ha recorrido el centro de la ciudad, habrá notado la proliferación de vendedores ambulantes que existe sobre la calle 35 y algunos sectores de la carrera 15.

Allí, cientos de personas exhiben toda clase de productos que son el sustento de sus familias, tal vez no sea la mejor manera, pero ante las dificultades la sobrevivencia es lo que prima.

Sin embargo, lo que beneficia a unos se convierte en una problemática de espacio público que afecta al comercio, a los peatones y a la ciudad en general.

Y la situación empeora con la llegada de la temporada navideña, ya que vendedores informales de diversas regiones del país acuden a la ciudad para hacerse ‘unos pesitos de más’.

Entonces, la invasión de andenes y senderos peatonales aumenta, mientras unos se quejan y otros aprovechan para hacer las compras navideñas.

Pero, ¿ha pensado usted en cuáles son las causas y efectos de esta realidad?

Vanguardia Liberal indagó a investigadores, líderes gremiales y funcionarios municipales sobre el tema, y este fue el resultado.

Informalidad, una realidad de los países en desarrollo

En la mayoría de los países del mundo se presenta el comercio informal.

Y es que de acuerdo a la definición de informalidad, se establece que las empresas que empleen hasta 10 personas son informales.

Si se tiene en cuenta el Censo del 2005, en Colombia las microempresas representan el 96% del total de empresas censadas.

Respecto al tema, Ricardo Bonilla, coordinador del Observatorio de Coyuntura socioeconómica del Centro de Investigación para el Desarrollo, CID, la informalidad está presente, principalmente, en los países en desarrollo, y más específicamente en las ciudades de medio o menor tamaño.

“Al ser ciudades que no cuentan con una industria muy desarrollada, no hay empresas de gran envergadura que atraigan la mano de obra y activen el mercado laboral. Pero es necesario hacer una aclaración, ya que al hablar de informalidad no sólo se hace referencia a vendedores ambulantes”, expresó Bonilla.

Teniendo en cuenta lo anterior, algunas de las principales causas de la informalidad que desencadenan en el ‘rebusque’ son: la falta de alternativas laborales, los altos niveles de desempleo y las barreras para el acceso a créditos.

A lo anterior se agrega el desplazamiento de la población por causa del conflicto armado.


Un fenómeno repetitivo

De acuerdo con el director Ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco Seccional Santander, Juan Camilo Beltrán Domínguez, el incremento de las ventas ambulantes para el período navideño es un fenómeno que cada año se repite.

Según el directivo, de las ciudades vecinas a la capital santandereana acuden cientos de vendedores para establecerse en la ciudad.

“El número de personas que forman parte de la informalidad se incrementa ante la falta de un control efectivo. Desde hace más de 10 años la ciudad se ha convertido en un paraíso para estos vendedores que vienen de diferentes regiones y se establecen de manera permanente”, afirmó Beltrán Domínguez.

Agregado a esto, un gran número de menores que se encuentran en la temporada de vacaciones se emplean en el mercado informal para colaborar con el sostenimiento familiar.

Impacto en la ciudad

Esta situación afecta a cientos de comerciantes que ven como se reducen sus ventas ante el bloqueo de las puertas de ingreso de sus establecimientos.

Además, muchos de los propietarios expresan que la incomodidad para movilizarse ahuyenta a los consumidores.

“Es lógico que este número de personas que se ubican en los andenes reduzcan los espacios establecidos para la movilidad, además de generar contaminación auditiva, ambiental y visual”, aseveró el director Seccional de Fenalco.

Sumado al impacto económico y social que genera la informalidad, está la mala impresión que obtienen los visitantes al ver dicho desorden.


Propuestas para dar solución a esta problemática

Algunos plantean que el tema de la informalidad está directamente relacionado con la cultura de consumo de la ciudad.

Por ello, afirman que es necesario adelantar una campaña de concienciación sobre la compra de este tipo de productos.

“En la medida en que la demanda de estos productos que se comercializan en las calles aumente, aumentará la oferta y por lo tanto aumentará el número de vendedores ambulantes, empeorando la situación de informalidad”, dijo Beltrán Domínguez.

“la reubicación puede funcionar, pero con el acompañamiento del Gobierno en temas de mercadeo y promoción, evitando que vuelvan a las calles ante la reducción de sus ventas”, agregó.

Por su parte, Ricardo Bonilla dijo que “se deben analizar las políticas sobre espacio público y trabajar en la reubicación de estos vendedores, no sólo como la solución a una problemática, sino como una oportunidad para el desarrollo de la economía”.

Posición del Gobierno Municipal

Para el Secretario de Gobierno de Bucaramanga, Édgar Fernando Salcedo Silva, la prioridad es el fortalecimiento de la convivencia y la cultura ciudadana.

“En este aspecto enfrentamos el problema de la invasión del espacio público, y nuestro objetivo es mantenerlo limpio y despejado, de modo que se garantice la movilidad de los bumangueses en los diferentes sectores de la ciudad”, afirmó el funcionario.

Para ello, la Secretaría viene realizando operativos de control en diversos sectores de la ciudad, con el fin de despejar las zonas peatonales.

“En diciembre reforzaremos las actividades, teniendo en cuenta que es la época comercial por excelencia, hecho que atrae a un mayor número de vendedores informales”, agregó.

Sin embargo, un dato sobre el que hizo énfasis Salcedo Silva, es que la Secretaría de Gobierno en la actualidad cuenta con una fuerza disponible de 20 policías y 40 jóvenes operativos contratados por la Administración Municipal.

“Necesitamos un mayor pie de fuerza para ejecutar con mayor efectividad las acciones de control y mejorar la movilidad en los sectores más afectados por los vendedores ambulantes, que son: el Centro, Cabecera y Ciudadela Real de Minas”, puntualizó el funcionario.

Respecto a las dificultades que enfrenta la ciudad debido a los altos índices de informalidad, Diego Ariza Pérez, director de la Defensoría del Espacio Público, dijo que se adelanta el diseño de propuestas para dar una solución definitiva a la problemática.

“Vamos a analizar la situación de cada una de las actividades informales que se realizan en Bucaramanga. Estaremos en contacto directo con los vendedores ambulantes para conocer sus necesidades y construir una propuesta conjunta que dé una solución que satisfaga a todas las partes”, expresó Ariza.

Inicialmente se realizará un censo, para crear un registro poblacional de los vendedores.

Posteriormente, la Defensoría del Espacio Público depurará el listado para beneficiar a los vendedores ambulantes que llevan varios años vendiendo en la capital santandereana y finalmente comenzarán los estudios para crear programas y llevar a cabo el proceso de reubicación.

Publicada por
periodistaflo@vanguardia.comCarlos A. Martínez M.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones