Una moción de censura cantada | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-01 04:00:00

Una moción de censura cantada

La decisión apresurada del presidente del Senado de levantar la sesión, no logró disminuir las expectativas en torno a las irregularidades del Gobierno en la adjudicación de los subsidios de Agro Ingreso Seguro. Muy por el contrario, el debate que se reanudará el próximo martes contará con una audiencia plena, y aunque sin barras en el recinto, seguirán las denuncias en la antesala de la discusión de la moción de censura contra el ministro de Agricultura.
Una moción de censura cantada

Cada día el “furibismo” se inventa nuevas argucias para sacar de la “encrucijada del alma” a los funcionarios corruptos denunciados, no sólo por los partidos de la oposición sino por amplios sectores de la opinión nacional.

Es tan evidente y tan grave la situación que generó el debate en el Congreso, que el Gobierno resolvió suspender la entrega de subsidios dentro de los programas en ejecución, pero extrañamente insiste en avalar las actuaciones irregulares de su escudero Andrés Felipe Arias y del cuestionado ministro Andrés Fernández.

Los cargos formulados en el congreso evidencian que el 5% de los beneficiarios de Agro Ingreso Seguro se quedaron con el 71% de los subsidios del programa y que en su mayoría éstos son aportantes al referendo reeleccionista, en momentos en que el sector agropecuario se hunde en una de las peores crisis de su historia.

Tampoco se entiende como los funcionarios del Ministerio de Agricultura, violan olímpicamente el mandato constitucional que señala que “ninguna de las ramas u órganos del poder público podrá decretar auxilios o donaciones a favor de personas naturales o jurídicas de derecho privado”, evadiendo eufemísticamente los controles del Estado.

Si mal no recuerdo, el programa Agro Ingreso Seguro, contenido en la ley 1133 de 2007, nació por iniciativa gubernamental, como una manera de fortalecer al sector agropecuario frente a la eventualidad de la aprobación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y en la Comisión Quinta del Senado el Gobierno Nacional implementó la iniciativa con el argumento de proteger a los pequeños agricultores y parceleros del país.

Lamentablemente, tres años después de estar en vigencia la ley, que obliga al Gobierno a incluir una partida de $500 mil millones de pesos anuales dentro del Presupuesto Nacional para financiar el programa, nada se ha cumplido y al contrario la frontera agropecuaria se ha reducido en más de un 10%, la productividad del sector está estancada, las protestas de todos los sectores de la actividad agropecuaria crecen día a día y se fortalece la concentración de la riqueza en unos pocos terratenientes.

El debate apenas comienza y este breve receso, sirvió para que se amplíen las denuncias por el manejo amañado de estos millonarios recursos del presupuesto, que de manera ilegal, engrosaron las billeteras de políticos deshonestos, terratenientes, reinas de belleza, narcotraficantes y mafiosos.

Ante tan grave afrenta al país, el Congreso debe aprobar la moción de censura al Ministro de Agricultura y repudiar la actitud cínica del ex ministro Arias.

Nota al margen: Independientemente de que prospere o no la moción de censura contra el cuestionado ministro, ejercer control político, es el deber de un buen parlamentario. Jorge Robledo es orgullo del Congreso de Colombia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad