¬ŅValdr√° la pena casarnos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-02 05:00:00

¬ŅValdr√° la pena casarnos?

Vivo con un hombre orgulloso, machista, grosero y dominante. Cuando le quiero hablar no le da importancia a lo que digo y me interrumpe frecuentemente dejando inconclusa cualquier opinión de mi parte.
¬ŅValdr√° la pena casarnos?

Tenemos una bebita de 10 meses que se ha convertido en nuestra felicidad. All√≠ es donde le he visto cari√Īoso y tierno.

Yo se que nos queremos pero necesitamos ayuda para mejorar la relación.

Hace unos d√≠as hablamos sobre la posibilidad de casarnos a principios del a√Īo entrante porque siento que nos amamos pero todo esto ser√≠a posible si las cosas cambian y dejamos de pelear por peque√Īeces.

¬ŅQu√© podemos hacer?

Respuesta

Estimada se√Īora: El sue√Īo matrimonial es posible cuando la pareja se conoce, complementa¬† y lucha por hacer realidad un proyecto en com√ļn que les conduzca por caminos de felicidad.

En su caso tiene más trascendencia este deseo porque cuentan con la razón más grande para luchar y vivir: Su hermosa hija.

Dios les ha concedido un regalo maravilloso el cuál fortalece y une dos corazones buenos, que se aman pero que carecen de serenidad, tolerancia y escucha, para entablar una comunicación asertiva.

Deben por lo tanto ponerse de acuerdo para dar un buen ejemplo a su peque√Īa sabiendo escuchar, con atenci√≥n y sin interrupci√≥n para comprender, valorar y respetar a quien expresa lo que piensa o siente. De ac√° se desprende el fundamento de una relaci√≥n familiar exitosa, donde pap√° y mam√° convierten el hogar en un lugar luminoso, alegre y gozosamente feliz.

¬°Manos a la obra!.


Reflexión

El amor no es suficiente para lograr disfrutar y contemplar la verdadera felicidad.

Se requiere conocer en toda su dimensi√≥n aquel ser especial que conmueve sus sentidos y le impulsa so√Īar y amar con intensidad.

Acéptense tal como son con cualidades y defectos, contribuyendo cada día en el proceso armónico de mejoramiento y crecimiento personal y familiar.

La complementariedad une tras la diferencia de car√°cter, ya que cada quien posee aquello que al otro le hace falta.

Sus diferencias se dialogan en un ambiente de intimidad, confianza mutua, comprensión, respeto y mucho amor.

Estén dispuestos a ¡perdonar! y enmendar cuando sea necesario, sin pretender devolver el tiempo porque lo pasado, pasado queda.

Cuenta el ahora, con la visi√≥n positiva del amor humano que se¬† fortalece con el paso de los a√Īos siendo ante los dem√°s un ejemplo digno de ser imitado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad