¿Valdrá la pena casarnos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

¿Valdrá la pena casarnos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-02 05:00:00

¿Valdrá la pena casarnos?

¿Valdrá la pena casarnos?

Tenemos una bebita de 10 meses que se ha convertido en nuestra felicidad. Allí es donde le he visto cariñoso y tierno.

Yo se que nos queremos pero necesitamos ayuda para mejorar la relación.

Hace unos días hablamos sobre la posibilidad de casarnos a principios del año entrante porque siento que nos amamos pero todo esto sería posible si las cosas cambian y dejamos de pelear por pequeñeces.

¿Qué podemos hacer?

Respuesta

Estimada señora: El sueño matrimonial es posible cuando la pareja se conoce, complementa  y lucha por hacer realidad un proyecto en común que les conduzca por caminos de felicidad.

En su caso tiene más trascendencia este deseo porque cuentan con la razón más grande para luchar y vivir: Su hermosa hija.

Dios les ha concedido un regalo maravilloso el cuál fortalece y une dos corazones buenos, que se aman pero que carecen de serenidad, tolerancia y escucha, para entablar una comunicación asertiva.

Deben por lo tanto ponerse de acuerdo para dar un buen ejemplo a su pequeña sabiendo escuchar, con atención y sin interrupción para comprender, valorar y respetar a quien expresa lo que piensa o siente. De acá se desprende el fundamento de una relación familiar exitosa, donde papá y mamá convierten el hogar en un lugar luminoso, alegre y gozosamente feliz.

¡Manos a la obra!.


Reflexión

El amor no es suficiente para lograr disfrutar y contemplar la verdadera felicidad.

Se requiere conocer en toda su dimensión aquel ser especial que conmueve sus sentidos y le impulsa soñar y amar con intensidad.

Acéptense tal como son con cualidades y defectos, contribuyendo cada día en el proceso armónico de mejoramiento y crecimiento personal y familiar.

La complementariedad une tras la diferencia de carácter, ya que cada quien posee aquello que al otro le hace falta.

Sus diferencias se dialogan en un ambiente de intimidad, confianza mutua, comprensión, respeto y mucho amor.

Estén dispuestos a ¡perdonar! y enmendar cuando sea necesario, sin pretender devolver el tiempo porque lo pasado, pasado queda.

Cuenta el ahora, con la visión positiva del amor humano que se  fortalece con el paso de los años siendo ante los demás un ejemplo digno de ser imitado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad