Zelaya y Micheletti discuten sobre los términos para aliviar crisis en Honduras | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-02 05:00:00

Zelaya y Micheletti discuten sobre los términos para aliviar crisis en Honduras

Apenas dos días después de haber dado su conformidad a un acuerdo para resolver la crisis de Honduras propiciada por el golpe de Estado, el presidente depuesto Manuel Zelaya y el Gobierno de facto dirigido por Roberto Micheletti comenzaron a discrepar sobre los términos y los plazos del pacto.
Zelaya y Micheletti discuten sobre los términos para aliviar crisis en Honduras

El punto de la discordia volvió a ser el referente a la restitución en el poder del mandatario derrocado, que había bloqueado durante casi siete días las negociaciones hasta que esta semana una misión estadounidense y la Organización de Estados Americanos (OEA) lograron que las partes se pusiesen de acuerdo.

El Acuerdo Tegucigalpa-San José establece que el Congreso es el que deberá resolver sobre si Zelaya regresa o no al poder.

El destituido gobernante aseguró que no acepta que se ponga en duda su presidencia, ya que fue electo por el pueblo, y que si el Legislativo vota en contra de su restauración no se ha hecho “absolutamente nada más que burlar a la comunidad internacional y burlar al pueblo hondureño con este acuerdo”.

Sin embargo, el Gobierno de facto, en un documento sobre el tratado distribuido entre la prensa, afirma que “la restitución del señor Zelaya no es automática” puesto que “se requiere un voto favorable del Congreso” y que el pacto “no hace ningún tipo de recomendación sobre qué decisión debe tomar el Congreso”.

El representante del depuesto presidente en la Comisión de Verificación del convenio que debe entrar en funciones mañana, Jorge Reina, indicó ayer que de no ser aprobada la restitución por el Congreso quedaría roto el acuerdo.

Esta postura ya había sido insinuada por el propio Zelaya en una alocución radiofónica desde la embajada de Brasil en la capital hondureña, donde está refugiado desde su regreso subrepticio al país, el pasado 21 de septiembre.

“Por supuesto que se habría roto y el Congreso daría un paso muy peligroso para el pueblo hondureño”, afirmó Reina, embajador del Gobierno de Zelaya ante la ONU.

Las determinaciones

El enviado a Honduras de la Organización de Estados Americanos (OEA), Víctor Rico, reiteró antes de partir hacia Washington que “el Congreso hondureño es soberano para tomar una determinación”, si bien agregó que los diputados “saben muy bien lo que piensa la comunidad internacional”.

“Desde el punto de vista de gran parte de la comunidad internacional, el final de la crisis será cuando se restituya al presidente Zelaya”, sostuvo el Secretario de Asuntos Políticos de la organización interregional.

El Ejército, que expulsó del país a Zelaya el pasado 28 de junio tras su intento de realizar una consulta para convocar una Asamblea Constituyente considerada ilegal por varios poderes del Estado, ha manifestado su acatamiento a cualquier decisión que asuman las autoridades civiles.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad