Estudio revela que en √Āfrica podr√≠a formarse un nuevo oc√©ano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-03 20:25:10

Estudio revela que en √Āfrica podr√≠a formarse un nuevo oc√©ano

Una profunda hondonada de m√°s de 55 kil√≥metros de longitud, detectada en 2005 en el desierto de Etiop√≠a podr√≠a convertirse en un mill√≥n de a√Īos en un oc√©ano que conecte el Mar Rojo con el Golfo de Ad√©n, seg√ļn un art√≠culo que publica la revista Geophysical Research Letters.
Estudio revela que en √Āfrica podr√≠a formarse un nuevo oc√©ano

En el momento de su descubrimiento algunos ge√≥logos indicaron que la rajadura era el comienzo de un nuevo oc√©ano que separar√≠a a √Āfrica en dos partes, pero otros consideraron esa hip√≥tesis como controvertida.

Ahora científicos de varios países confirmaron que los procesos volcánicos bajo la hondonada etíope son casi idénticos a los que ocurren en el fondo de los océanos del mundo y que la rajadura continental probablemente sea el inicio de un nuevo mar.

El estudio, publicado en la edici√≥n de noviembre de la revista, indica que la alta actividad volc√°nica a lo largo de los bordes de las placas tect√≥nicas podr√≠an partirse r√°pidamente en varias secciones en lugar de separarse gradualmente en secciones m√°s peque√Īas.

Estos acontecimientos en gran escala presentan un serio peligro para las poblaciones que viven cerca de la hondonada, indicó Cindy Ebinger, profesora de ciencias ambientales y de la Tierra, en la Universidad de Rochester, y una de las autoras del estudio.

El análisis fue encabezado el profesor Atalay Ayele, de la Universidad de Addis Abeba en Etiopia, e incluyó una escrupulosa recolección de datos sísmicos en torno al acontecimiento de 2005 que causó la hondonada que, en pocos días alcanzó un ancho de casi seis metros.

Ayele combinó sus datos con los obtenidos por sus colegas Ghebrebrhan Ogubazghi, del Instituto de Tecnología de Eritrea, y Jamal Sholan, del Centro y Observatorio Sismológico de Yemen.

El mapa que Ayele elabor√≥ con esa informaci√≥n y que registra los sitios y fechas de terremotos ocurridos en la regi√≥n corresponde de manera impresionante con los an√°lisis m√°s detallados que Ebinger ha hecho en a√Īos m√°s recientes.

La reconstrucci√≥n de acontecimientos hecha por Ayele indica que la hondonada no ocurri√≥ en una serie de peque√Īos terremotos a lo largo de un per√≠odo extenso, sino que se abri√≥ en toda su longitud en unos pocos d√≠as.

El primero en entrar en erupci√≥n fue un volc√°n llamado Dabbahu en el extremo norte de la hondonada, luego el magma empuj√≥ a trav√©s del √°rea media de la hondonada y empez√≥ a abrir la rajadura, como un cierre de cremallera en ambas direcciones, se√Īal√≥ Ebinger.

Desde 2005, Ebinger y sus colegas han instalado sismógrafos y han medido 12 acontecimientos similares aunque mucho menos intensos.

El mapa que Ayele elabor√≥ con esa informaci√≥n y que registra los sitios y fechas de terremotos ocurridos en la regi√≥n corresponde de manera impresionante con los an√°lisis m√°s detallados que Ebinger ha hecho en a√Īos m√°s recientes.

La reconstrucci√≥n de acontecimientos hecha por Ayele indica que la hondonada no ocurri√≥ en una serie de peque√Īos terremotos a lo largo de un per√≠odo extenso, sino que se abri√≥ en toda su longitud en unos pocos d√≠as.

El primero en entrar en erupci√≥n fue un volc√°n llamado Dabbahu en el extremo norte de la hondonada, luego el magma empuj√≥ a trav√©s del √°rea media de la hondonada y empez√≥ a abrir la rajadura, como un cierre de cremallera en ambas direcciones, se√Īal√≥ Ebinger.

Desde 2005, Ebinger y sus colegas han instalado sismógrafos y han medido 12 acontecimientos similares aunque mucho menos intensos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad