Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 03:39 pm

El BR en esta Nave de Locos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-04 05:00:00

El BR en esta Nave de Locos

El BR en esta Nave de Locos

Una  inflación de activos que estalló como una burbuja, llevó a la crisis de 2008: La primera crisis auténticamente mundial y la peor recesión en décadas. Fue una historia de varios años, signada por una regulación financiera mediocre y permisiva. La respuesta institucional, encabezada por el banco central gringo, ha sido un colosal “estímulo” fiscal y monetario y un costoso rescate de grandes instituciones financieras en problemas. Estas políticas de “estímulo” han impedido hasta ahora el colapso total de la demanda mundial. Igualmente, han producido una marejada de liquidez en manos de inversionistas financieros cuya racionalidad los impulsa a buscar algún rendimiento en sus carteras.

Con esta munición súper abundante y súper barata, y con esta racionalidad de los agentes financieros, hace meses comenzó otra fase ascendente de demanda de activos de toda clase en los mercados de los países ricos  (acciones, mercancías primarias incluyendo petróleo y minerales, metales preciosos); también ha crecido la demanda efectiva de activos de los llamados países emergentes.

En estas circunstancias, el resultado comienza a ser un alza sincronizada de los precios y de las tasas de cambio de las monedas distintas al dólar: ¿Una nueva burbuja? El comienzo de una fase ascendente del PIB en los países ricos, que podría confirmarse en el último trimestre de 2009, puede marcar también el inicio de un frenazo monetario decretado por los grandes bancos centrales, en prevención de la inflación.

Así, por razones monetarias y fiscales, la munición abundante y barata de hoy podría dejar de serlo mañana, y la racionalidad de los mercados financieros podría llevar a una nueva estampida de ventas de activos para pagar los pasivos en dólares con los que aquellos fueron adquiridos. El desenlace sería entonces, si la política económica no es la adecuada, un nuevo colapso de los precios de los activos financieros y un nuevo umbral recesivo de la economía mundial.

¿Responsables de todo esto? Se puede apuntar a las contradicciones intrínsecas del capitalismo, a la nave de locos que es el capitalismo contemporáneo.

El Banco de la República es pasajero obligado en esta nave de locos.  En el ambiente descrito, exigirle al banco central colombiano que ponga la tasa de cambio en línea con las necesidades del aparato productivo, es como ladrarle a la luna. En el marco institucional vigente, cualquier movimiento del BR puede producir males peores que la propia revaluación. En todo caso, la autoridad monetaria no intentará nada de eso. Ha revelado muy bien sus preferencias: Tener una inflación baja y estable es su mejor contribución a la prosperidad económica de la sociedad colombiana.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad