Un premio al trabajo y al talento | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Un premio al trabajo y al talento | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-06 05:00:00

Un premio al trabajo y al talento

El afamado premio de periodismo Simón Bolívar, acaba de otorgar, por tercera vez desde su creación en 1975, el galardón al “Empresario Periodístico” a Alejandro Galvis Ramírez, un hombre que ha sabido abrirse paso en el mundo de sus empresas con base en el trabajo esforzado y en la aplicación de su talento que ha exhibido deslumbramientos desde que comenzó su tarea, recién egresado de las aulas universitarias.
Un premio al trabajo y al talento

Alejandro tomó en sus manos una empresa de familia, dedicada a defender unos ideales concebidos por su padre, el doctor Alejandro Galvis Galvis y sostenidos valerosamente por su madre, Alicia Ramírez de Galvis, para ir construyendo un proyecto empresarial que todos los días se fue nutriendo de nuevos ingredientes, hasta convertirlo en un modelo que hoy es ejemplo en el país y que ha sido digno de estudio por parte de instituciones más allá de las fronteras.

No fue una tarea fácil. Contaba con el prestigio de su padre, con el ejemplo de consagración de su madre, pero con unos activos que valían más en el sentimiento que en la realidad económica. Y él comenzó su paciente labor de organizar, de vincular efectivos con la capacidad requerida, de recorrer entidades financieras pidiéndoles que creyeran en su proyecto y de consagrarse en extenuantes e interminables jornadas de trabajo, en medio de la austeridad y proyectando el diseño de lo que debía ser una visión futurista que cumpliera con las expectativas que le había esquematizado a sus padres y que le había vendido a las entidades bancarias.

Y su tarea se fue cumpliendo, y Vanguardia se fue haciendo grande y su proyecto se fue irradiando a otras ciudades, y hoy es todo un conglomerado que el premio Simón Bolívar ha querido colocar como ejemplo nacional.

Y es que Alejandro Galvis es el prototipo del trabajador incansable; lo ayuda su hiperactividad, su imaginación deslumbrante, su disposición para la consagración a los proyectos. Yo pude comprobar con mi experiencia a su lado, que a él nada le llega fácil;  todo es producto de una enorme actividad que se extiende en los días hasta las madrugadas y que no conoce pausas; para él todos los días son laborables y todas las noches son para producir. Estoy seguro que a la madrugada, cuando se dispone a tomar su descanso, lo hace porque el cuerpo se lo exige, pero no porque lo anhele. Cuando todos sus compañeros de trabajo se retiran a sus casas, él ingresa a su oficina y se sienta frente a un escritorio con montañas de papeles que Zorayda desde hace décadas le sabe organizar y que despacha con instrucciones precisas que pone de su puño y letra y que se deben cumplir a la mayor brevedad. Se retira a dormir, cuando cree que todo está dicho y cuando comprueba que la tarea del día está cumplida, al recoger la edición del periódico que lleva con orgullo debajo de su brazo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad