Independencia de poderes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-08 05:00:00

Independencia de poderes

Se ha vuelto costumbre que cada vez que al presidente Uribe no le resultan las cosas como quiere, se sale de sus cabales, se viene lanza en ristre contra los demás poderes y utiliza a sus ministros para atacar a quienes considera sus adversarios.
Independencia de poderes

La última salida en falso de Uribe contra la Corte Suprema de Justicia, por considerar inviable la terna para la elección del Fiscal General de la Nación, evidencia una actitud agresiva, que poco beneficio le hace a su condición de Jefe de Estado y sí mucho daño a la armonía e independencia que debe prevalecer entre los poderes públicos.

Es tan grave este choque de trenes, que prestigiosos abogados han advertido  que si las partes no modifican sus posturas, la situación puede conducir a “una interinidad permanente en el cargo del Fiscal”.

No es la primera vez que el presidente Uribe resuelve liarse en un  pulso con la Corte. En junio del año pasado formuló graves acusaciones contra el entonces Presidente de la Sala Penal, Sigifredo Espinosa, cuando éste explicó que esa instancia judicial consideraba que las razones de hecho y de derecho indicaban que la aprobación de la reforma constitucional que permitió la reelección del mandatario ‘’fue expresión de una clara y manifiesta desviación de poder’’.

Desafió entonces a la Corte, a la cual comparó con el paramilitarismo, porque este tribunal ordenó revisar el proceso electoral de 2006, hecho que ocurrió un día después de pedirle al Congreso la aprobación del referendo reeleccionista.

Luego, la volvió emprender contra la Corte porque según dijo, ésta emitió “afirmaciones falsas” contra el ministro Diego Palacio, en su fallo sobre la ex congresista Yidis Medina.

Ahora, cuando se discute si procede o no la terna para elegir al Fiscal, entonces sostiene, a través de su ministro del Interior, que considerarla inviable es infringir el orden institucional y si la Corte no procede “sin dilaciones” a su elección, entraría “en un escenario sin precedentes en la historia, quebrantando la Constitución y la estabilidad de la patria”. ¿Que quiso decir?

Hizo bien el Magistrado Augusto Ibáñez, presidente de la Corte, al manifestar que no responderá a ningún pronunciamiento agresivo ni ofensivo, refiriéndose a los reproches del primer mandatario. La prudencia hace verdaderos sabios.

La verdad es que falta cordura en las relaciones entre los poderes públicos en Colombia. No es posible que el Presidente arremeta cada vez que quiere contra el legislativo y contra los máximos jueces de la República y los presione para que le aprueben o le tapen las indelicadezas en que a diario incurren sus funcionarios.

El país no aguanta tanta tensión ni menos que siga debilitándose el Estado por reacciones acaloradas del Mandatario. La democracia se basa en la independencia de los tres poderes públicos.

Tanto el Presidente como los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, deberían sentarse a manteles, zanjar sus diferencias y resolver de una vez por todas el tema del Fiscal General.

Nota al margen: Los exportadores de Santander están al borde de la quiebra, al caer a cero el comercio con Venezuela por el cierre de la frontera. Urgen soluciones.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad