El fracaso de la política agrícola | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-08 05:00:00

El fracaso de la política agrícola

Por sus frutos los conoceréis. Esta metáfora campesina del evangelio, es adecuada para el debate sobre la política agrícola del presidente Uribe y de su exministro Arias, porque además de las justificadas críticas a la vergonzosa distribución de subsidios entre reinas y promotores de la reelección presidencial, es necesario analizar cuáles han sido los frutos del modelo de desarrollo agrícola implantado por este gobierno.
El fracaso de la política agrícola

Ante todo hay que reconocer que el Ministerio de Agricultura ha recibido un trato privilegiado en t√©rminos de los recursos que ha recibido. En efecto, mientras que en el primer presupuesto del gobierno Uribe, en el 2003, recibi√≥ $274.000 millones, el a√Īo pasado se le asignaron $1.4 billones, es decir que se multiplicaron por cinco los recursos destinados a promover la agricultura, adem√°s de promover la imagen y la candidatura presidencial del exministro.

De otra parte, también hay que reconocer que el sector rural ha sido el más beneficiado con los logros de la política de seguridad, pues los golpes a la guerrilla la han replegado, han disminuido los secuestros y los empresarios agrícolas ya pueden atender sus fincas

La pregunta clave es ¬Ņqu√© resultados se obtuvieron con esa enorme cantidad de recursos y con la mayor presencia del ej√©rcito en el campo colombiano? La respuesta es que los frutos del modelo fueron muy pocos, entre mediocres, malos y podridos. Lo cual quiere decir que ese modelo no sirve.

El fruto mediocre es el crecimiento del sector que fue positivo pero muy inferior al resto de la econom√≠a. Seg√ļn el DANE (no son mentiras de la oposici√≥n), en los dos gobiernos de Uribe el PIB del sector agr√≠cola creci√≥ el 19.1%, pero el resto de la econom√≠a creci√≥ exactamente el doble, el 38.2%. Parece que la seguridad democr√°tica y la confianza inversionista no ayudan tanto al crecimiento como lo dice la propaganda oficial.

Lo grave de este crecimiento mediocre es que se dio en los a√Īos de la mayor bonanza internacional de precios de productos agr√≠colas, que s√≠ fue aprovechada por otros pa√≠ses. Los datos de la CEPAL muestran que hasta el 2007 en Latinoam√©rica el PIB agr√≠cola creci√≥ el 27%,¬† que fue la misma tasa de crecimiento del resto de la econom√≠a.

El fruto malo lo muestra otra comparaci√≥n internacional con el √≠ndice de la producci√≥n agr√≠cola de la FAO, que abarca todos los productos de la agricultura y la ganader√≠a de cada pa√≠s. Seg√ļn este √≠ndice, entre el 2002 y el 2007 el volumen de la producci√≥n agr√≠cola mundial creci√≥ 13%, en las Am√©ricas 14.3% y en Asia 18.5%. En Colombia, por el contrario, la producci√≥n disminuy√≥ (s√≠, disminuy√≥, no es un error tipogr√°fico) 5.3%.

El fruto podrido del modelo agr√≠cola de Uribe y uribito es el desempleo. Lo que se ha llamado el ¬ďmodelo Carimagua¬Ē, que es la aplicaci√≥n al campo de la pol√≠tica de ¬ďconfianza inversionista¬Ē, es la visi√≥n seg√ļn la cual los campesinos son demasiado ignorantes para ser propietarios de la tierra y por eso hay que entreg√°rsela a los grandes empresarios, junto con generosos subsidios para que les hagan el favor de dar empleo a esos pobres campesinos.

El resultado de esta pol√≠tica es asombroso pero no sorprendente: de nuevo el DANE nos informa que entre el √ļltimo trimestre del 2002 y el mismo trimestre del a√Īo pasado, en la econom√≠a no agr√≠cola del pa√≠s se crearon 1.478.000 empleos, pero que en el sector agropecuario desaparecieron 185.000 puestos de trabajo.

En resumen, todos los regalos de recursos p√ļblicos a los grandes empresarios no han acelerado el crecimiento de la agricultura ni han servido para generar empleo en el campo; la torta agr√≠cola s√≠ ha crecido (aunque poco), pero no se ha repartido sino que se ha quedado en los bolsillos de unos pocos. Eso es lo que el Presidente llama cohesi√≥n social.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad