La ¬ďhipopotamitis¬Ē nacional | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-08 05:00:00

La ¬ďhipopotamitis¬Ē nacional

Hace unos meses, por razones que s√≥lo los protagonistas conocen, tal vez buscando soledad e intimidad, tal vez en b√ļsqueda de novedad, apertura y libertad, una pareja de hipop√≥tamos, generaci√≥n de aquellos tra√≠dos furtivamente de √Āfrica por Pablo Escobar, se fug√≥ de la hacienda N√°poles. De su romance naci√≥ un hipototamito. Vagaban felices con su cr√≠a por esos nuevos mundos, acogidos amablemente por los humanos que all√≠ habitaban.
La ¬ďhipopotamitis¬Ē nacional

Pero a una entidad ambiental le pareci√≥ que su presencia era un asunto peligroso y trascendental. Alarmada contrat√≥ a expertos cazadores para que, sin que los pobladores lo supieran, eliminaran a los desplazados mam√≠feros. Lograron cazar al macho nombrado ¬ďPepe¬Ē y orondos se fotografiaron con su trofeo. Se descubri√≥ el secreto, posamos como b√°rbaros e hicimos el rid√≠culo ante el mundo. Hasta la polic√≠a secreta tuvo que mezclarse en el asunto porque la cabeza de la v√≠ctima hab√≠a desaparecido. Ahora la madre y su huerfanito vagan desconsolados por esos lugares protegidos por los pobladores ante la posible presencia de furtivos u oficiales asesinos.

Sin duda, no se trat√≥ de un asunto de poca monta. Pero lo traigo a colaci√≥n porque nuestra sociedad, manipulada por los medios de comunicaci√≥n, da m√°s importancia a lo anecd√≥tico que a los problemas reales. Lo grave no es que haya muerto ¬ďPepe¬Ē, sino que carezcamos de criterios para proteger nuestra fauna, flora y recursos naturales; la tragedia de los desplazados hipop√≥tamos es insignificante ante el drama de tantas familias desplazadas, que no mojan peri√≥dico. ¬ŅCu√°ntas madres de familia viudas o abandonadas vagan con sus numerosos y desnutridos cr√≠os buscando refugio y mitigar su hambre, ante nuestra indiferencia y hasta rechazo? No nos hacemos las verdaderas preguntas ni enfocamos nuestro inter√©s en los verdaderos problemas. Nos centramos en lo anecd√≥tico, lo efectista, lo que acontece, sin analizar sus causas y sin voluntad de compromiso. Los ejemplos abundan.

Armamos un esc√°ndalo por el negocio de los hijos del Presidente con los lotes de Mosquera y no analizamos el enorme problema de la especulaci√≥n con la finca ra√≠z y el nefasto contubernio entre las autoridades y los especuladores.¬† Hace poco sucedi√≥ algo parecido en nuestro medio; frente a Ca√Īaveral hay un lote que pertenec√≠a a la U. de la Sabana, la cual lo vend√≠a a un precio razonable y en el cual se proyectaba construir una hermosa y c√≥moda estaci√≥n de Metrol√≠nea. La politiquer√≠a del Concejo de Florida posterg√≥ su compra. Cuando fueron a hacerlo su precio era inaccesible, pues unos avivatos se hab√≠an anticipado y logrado valorizarlo mediante una reforma del POT. C√≥mo acabar con ese pillaje, he ah√≠ el problema. Urge una legislaci√≥n que lo impida o que grave estas ¬ďmovidas¬Ē con alt√≠simos impuestos de ganancia ocasional.¬† Dejo para otro escrito, una m√°s extensa ilustraci√≥n de nuestra ¬ďhipototamitis¬Ē.¬† Pero el esc√°ndalo Agro Ingreso Seguro es otro ejemplo de ella.¬† Toda iniciativa a√ļn la realizada con la mejor intenci√≥n, sin ojos atentos, puede caer en las garras de las generalizadas mafias corruptas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad