Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 08:53 pm

A volar ‘con toda’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-02 15:57:54

A volar ‘con toda’

En agosto el cielo adopta diversos colores. No por la llegada del arcoiris, ni mucho menos por la presencia de luces artificiales. Sencillamente es la juventud, que durante este mes no pierde la oportunidad de armar el plan con su grupo de amigos para ir a elevar cometas.
A volar ‘con toda’

Figuras de todas las formas, colores y texturas alzan vuelo. La meta es llegar lo más lejos posible.

Aunque algunas piezas se quedan en el intento y no hacen otra cosa que estar arrastradas todo el tiempo porque el viento, la fuerza o la estrategia no fueron las mejores, siempre existe el pensamiento de que tarde o temprano lo lograrán. Esto, porque para la niñez y la juventud no hay nada imposible.

Esta filosofía de vida es la que los hace únicos. Las nuevas generaciones las integran personas especiales que sólo quieren hacer de su día a día una experiencia positiva y saludable. Por eso, además de las cometas, durante este mes quieren ‘mandar a volar’ la pereza, los vicios, los personajes corruptos y demás factores que entorpezcan los buenos hábitos de vida

¿Y usted qué quiere ‘mandar a volar’? A esta pregunta respondieron ellos y ellas a Jóvenes.

Nos escriben
El tiempo de la cometa

jorge armando sanabria
Lector de Jóvenes / Especial para Vanguardia Liberal

Resulta gratificante y sumamente evocativo recordar las fantasías y sueños de antaño, bajo un cielo con las manos sujetas a 100 metros de pita elevando una cometa. Ese gracioso artefacto que tuvo, según datos históricos, su origen en China y que era un aparato estructurado con bambú, revestido de seda y creado con motivos de diversión, más tarde sus cualidades serían utilizadas para fines civiles como militares, eso sí, no me imagino cómo.

Por lo tanto, no es producto de una nostalgia de niñez mi llamado al rescate de la cometa como entretenimiento o diversión de todos. Es un hecho que ha perdido seguidores, aunque las calles estén ‘emparapetadas’, más por necesidad que físico amor. Y es por ese amor desinteresado que pido desempolvar la cometa y empezar la fiesta del viento para seguir fantaseando.

Con tonta reminiscencia de vuelo, alguien que no olvida su cometa, aunque incluso, sea fea.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad