Murió otra de las víctimas del accidente de Cepitá | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-09 05:00:00

Murió otra de las víctimas del accidente de Cepitá

A seis se elevó el número de muertos que dejó un fatal accidente registrado el pasado jueves después de que un camión rodó 150 metros por un abismo en la vía entre los municipios de Cepitá y San Andrés, Santander, a 36 kilómetros de Bucaramanga.
Murió otra de las víctimas del accidente de Cepitá

En la mañana de ayer murió Omar Augusto Álvarez Bueno, de 28 años, quien desde el pasado jueves en la noche se encontraba internado bajo pronóstico reservado en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, del Hospital Universitario de Santander, HUS.

Álvarez Bueno era una de las siete personas que viajaban en un camión Ford de placas RAH-101 modelo 52 que al parecer por una falla mecánica rodó a un abismo el pasado jueves a las 2:30 de la tarde.

Entre las víctimas que dejó el accidente estaba una niña de seis años, única hija de Álvarez Bueno quien murió ayer sin saber que su primogénita ya había fallecido.

La única sobreviviente del trágico accidente que mantiene de luto a Cepitá, María Sergia Quiñónez Carrero, 28 años, era la esposa del hoy occiso Álvarez Bueno y madre de la niña de seis años que también pereció en el accidente.

“Ella no sabe que su hija y su esposo ya murieron. Hoy (ayer) no me la dejaron ver porque los médicos dicen que está muy grave y que necesita reposo” indicó un familiar de la única sobreviviente.

Tragedia familiar

Omar Augusto Álvarez Bueno y su esposa María Sergia Quiñónez Carrero, estaban con su hija de seis años estaban en Cepitá visitando a unos familiares.

El jueves, a las 2:00 de la tarde cuando pasó el camión de Facundo Bueno Bohórquez la pareja y su hija resolvieron regresarse a para su casa.

“Ellos estaban viviendo en una finquita en la vereda Carabalí, en San Andrés. Tenían pensado quedarse en la casa de don Facundo y el viernes en la mañana arrancar hasta Carabalí que queda como a tres horas de Cepitá”, recordó la mamá de Álvarez Bueno.

Sin embargo cinco kilómetros después de Cepitá ocurrió la tragedia que ya ha cobrado la vida de seis personas.

“Él trabajaba como agricultor. Estaba viviendo con su esposa en unión libre hace como siete años. Cuando me informaron del accidente me dijeron que no era grave pero vea como está la situación”, indicó la mamá de Álvarez Bueno.

Ayer los familiares de la víctima estaban a la espera de que la Unidad de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, practicara el levantamiento del cadáver el cual será sepultado en las próximas horas en Bucaramanga.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad