Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 06:23 pm

Comisión verificadora, buena opción para la reconciliación colombo venezolana | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-09 23:01:46

Comisión verificadora, buena opción para la reconciliación colombo venezolana

Comisión verificadora, buena opción para la reconciliación colombo venezolana

La presencia de un tercer actor imparcial, que brinde confianza tanto en Colombia como en Venezuela, serviría para normalizar la difícil situación política y comercial que se vive en la actualidad.

Delegados de España, tal como lo propuso el gobierno nacional el pasado viernes, de la Organización de Estados Americanos (OEA) o del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, podrían servir como esos garantes.

Aunque con Venezuela por primera vez se nombraría una misión de este tipo, en el pasado el gobierno colombiano acudió a la OEA para tratar de resolver sus diferencias con Ecuador, por el bombardeo en ese país al campamento del ex comandante de las Farc alias ‘Raúl Reyes’.

En dicha ocasión el secretario general de ese organismo, José Miguel Insulza, acompañado de algunos otros funcionarios de la entidad, acudió a la zona de Angostura (en la frontera) para constatar lo ocurrido y analizar la situación de los habitantes de la región.

Para el experto en asuntos internacionales Vicente Torrijos siempre es bueno tener “un colchón en medio de dos cristales a punto de estallar”, comparando la tensa relación entre los presidente Hugo Chávez y Álvaro Uribe.

“En casos así siempre hace falta monitoreo y observación permanente de lo que ocurra a lado y lado de la frontera”, señala Torrijos.

Este tipo de colaboración internacional es conocida como diplomacia preventiva y se viene usando desde principios de los años 80, cuando el ex canciller peruano Javier Pérez de Cuéllar se desempeñaba como Secretario General de las Naciones Unidas.

Sin carácter bélico

Antes que incrementar el pie de fuerza de ambas naciones o hablar de pre-guerra, una misión de observación permitiría conocer realmente hasta dónde han ido las fricciones binacionales.

“Son iniciativas muy positivas para buscar la armonía y la cooperación entre dos países que llevan centenares de años compartiendo en la frontera y que ahora atraviesan una complicada situación”, considera el tercer viceministro de Defensa y ex comandante de las Fuerzas Militares, general (r) Fernando Tapias.

Es el carácter pacifista de estas comisiones lo que garantiza su éxito. Así también lo argumenta Torrijos, para quien sin armas es más fácil ganar la confianza de los gobiernos en conflicto.

Es por esto que España, la OEA, las Naciones Unidas e incluso Brasil, podrían actuar como mediadores, ya que más que el origen, importa el compromiso con su labor de veedores.

El cara a cara

Aunque la creación de una misión observadora suena con fuerza, no hay que dejar de lado la opción de acordar un encuentro ‘cara a cara’ entre Chávez y Uribe.

La posibilidad de encontrar una salida rápida y directa a las diferencias es una de las principales ventajas que podría tener el diálogo entre presidentes.

Ésta teoría es respaldada por la ex canciller María Emma Mejía, quien afirma que ha llegado la hora de sentar a la mesa a los mandatarios de los dos países, unidos por una basta historia, pero que atraviesan una situación complicada.

Incluso, un eventual diálogo podría estar respaldado por las comisiones de Relaciones Exteriores de Colombia y Venezuela.

Justamente el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, propuso servir como facilitador en un eventual encuentro entre los dos presidentes el próximo 26 de noviembre en Manaos (Brasil) durante la Cumbre de Pueblo Amazónicos.

Se espera que el gobierno nacional tome una decisión al respecto durante la reunión de la Misión de Política exterior, convocada para el próximo 23 de noviembre en la Casa de Nariño.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad