Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
24ºC
Actualizado 01:39 pm

Esa molestia para algunos llamada libertad de prensa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-11 05:00:00

Esa molestia para algunos llamada libertad de prensa

Esa molestia para algunos llamada libertad de prensa

La Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, cuya 65 asamblea se lleva a cabo en Buenos Aires, no ha cesado de denunciar las serias amenazas que se ciernen en la actualidad contra los medios independientes, desde el sur de los Estados Unidos hasta la Patagonia.

Desde la censura desvergonzada y abierta como la que protagoniza el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela, que sin el más mínimo pudor cierra las empresas periodísticas que se atreven a criticarlo o a exponer su cadena de fracasos, hasta los obstáculos velados como los levantados por la presidente argentina Cristina Fernández de Kirchner, quien con cada vez mayor frecuencia bloquea la circulación de algunos periódicos que no le son afectos, la prensa en esta área del mundo se encuentra ante un peligro mucho más grave del que se da cuenta su ciudadanía.

De hecho, esa escalada contra los medios libres incluye también a Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Honduras, donde también es el Estado el promotor principal de sus problemas, además de México, donde a diferencia de los anteriores son el crimen organizado y las mafias del narcotráfico los que tienen acorralado al periodismo.

Para plasmar en términos sencillos lo que significa la libertad de prensa para cualquier sociedad, es suficiente con mencionar que sin la difusión de información, el mundo no se enteraría de la ruina política, económica y social a la que Chávez está llevando a Venezuela, de los vínculos de altos funcionarios de ese país, así como  algunos colegas ecuatorianos con las Farc, de los abusos de todo tipo de Daniel Ortega en Nicaragua o de los serios peligros de muerte que deben afrontar los reporteros mexicanos para denunciar a los capos de la droga.

En el ámbito interno, si bien los medios afortunadamente no deben por el momento enfrentar riesgos como los mencionados, no se puede olvidar que sin sus denuncias jamás se hubiera sabido la gravedad de los falsos positivos, las irregularidades de Agro Ingreso Seguro, el caso de la Yidis política, la para-política o los desmanes de miles y miles de empleados públicos en todos los sectores del Estado.

Incluso, tampoco se puede desconocer que en Colombia el asesinato de periodistas lamentablemente hace parte de la cotidianidad, por parte de organizaciones delictivas que insisten en presentarse como políticas, así como los embates crónicos del narcotráfico.

En fin, no le corresponde únicamente a la prensa pelear por su derecho a informar libre, independiente y objetivamente. Esas características de los medios son un derecho al que deben tener acceso todas las sociedades y deben ellas mismas ayudar a debilitar a cualquier gobernante o grupo armado que las ponga en peligro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad