Siguen controles en la frontera con Venezuela | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
23ºC
Actualizado 11:52 am

Siguen controles en la frontera con Venezuela | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-11 15:00:21

Siguen controles en la frontera con Venezuela

Los soldados de la Guardia Nacional Bolivariana fueron dotados de mangueras para inspeccionar los tanques de gasolina de los carros que de San Antonio cruzan hacia Colombia.
Siguen controles en la frontera con Venezuela

La revisión de un camión con placas de Zipaquirá (Cundinamarca) duró cinco minutos. El chofer se bajó, abrió las tapas de los recipientes de combustibles. Como no llevaba en exceso, el guardia lo dejó seguir.

Otros automovilistas no corrieron con la misma suerte. La sonda plástica detectó que iban cargados de hidrocarburos. Ellos debieron cruzar hacia la derecha por la calle tercera, hasta el frente del Destacamento de Fronteras No.11.

Esta vez no los hicieron entrar a la guarnición militar, cuyo portón estuvo cerrado. El procedimiento de extracción tuvo lugar en plena vía pública.

La operación hace parte de la lucha anticontrabando. En las estaciones de servicio venezolanas una pimpina de cinco galones de gasolina vale desde $3.000 y $6.000.

Ese bajo valor propició el comercio ilegal. Ahí se encuentran miles de personas, desde las que transportan el hidrocarburo hasta quienes lo venden en puestos callejeros de Cúcuta, Pamplona, Ocaña y Villa del Rosario.

La nueva escalada en la crisis colombo-venezolana hizo oscilar el precio del recipiente entre $28.000, $30.000 y $35.000, según la oferta de los pimpineros.

Esta semana, Nelly Mora Rojas, quien preside una cooperativa de expendedores informales, admitió el golpe a la actividad por la acción represiva al otro lado del río Táchira.

Anteriormente, dijo, un carro transportaba cinco u ocho pimpinas. Ahora, a duras penas cruza la frontera con pimpina y media pues hay que pagar las cadenas de la Guardia Nacional venezolana y otras cuotas de corrupción, anotó.

Después de que el gobierno venezolano le cortara el chorro al convenio para exportarle gasolina y ACPM a Norte de Santander, Francisco Arias, presidente de otra organización informal prometió: “Podemos abastecer a Cúcuta a través de las 96 trochas por las que metemos la gasolina al país”.

En “La Invasión”, zona sanantoniense, militares del vecino país desmantelaron 50 depósitos clandestinos de hidrocarburos. Ahí surtían a los bicicleteros que llevaban los recipientes cargados al lado colombiano de la frontera.

El Ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, estimó que 29.000 barriles de petróleo venezolano se fugan cada día por la línea divisoria, a precio subsidiado.

En el eje San Antonio-Ureña sigue la merma de visitantes y compradores de Norte de Santander. El temor y la incertidumbre llevó a que muchos decidieran no pasar el río Táchira, por un tiempo.

Este martes, por ejemplo, las autoridades militares acantonadas en las vecinas localidades tachirenses sacaron de baraja otras medidas restrictivas.

En el municipio Bolívar los mototaxistas y motociclistas fueron sorprendidos con la prohibición de entrar a la República Bolivariana de Venezuela con parrillero hombre.

Luego de pasar el puente Francisco de Paula Santander, los motorizados que intentaron alcanzar la alcabala e ingresar a Pedro María Ureña, debieron devolverse. “No dejan pasar”, contó uno de ellos.

Algunas expresiones pusieron en evidencia la dificultades vividas en San Antonio en estos días de tensión: "Cuando está trancado no hacemos ni para el fresco, dijo la vendedora de una droguería".

Posiciones adversas

Gerardo Ramírez Moncada, desde una venta de loterías del municipio Bolívar, maneja la percepción de que el calentamiento de la situación en la frontera obedece al montaje de las siete bases militares en Colombia.

Militante del Partido Socialista Único de Venezuela (PSUV) defendió la actuación del presidente Hugo Chávez, de quien dijo: “le ha puesto el cascabel al gato”.

Al gobernador del estado Táchira, César Pérez Vivas le reclamó no gobernar “como muñeco de fiesta ni con pantomimas”.

El comisionado del gobierno regional tachirense, Alexis Balza lanzó el siguiente mensaje para el palacio de Miraflores: “Queremos decirle al presidente Chávez que en San Antonio y Ureña no tenemos habitantes paramilitares ni guerrilleros, sólo venezolanos que trabajamos por el desarrollo del Táchira y Venezuela. “Queremos que el Presidente le declare la guerra a la inseguridad, al desempleo y al mal sistema de salud que ha implementado, pero que no nos ponga como carne de cañón en una guerra que nadie quiere ni fomentará nunca con Colombia”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad