El dilema de la doble calzada a Cúcuta | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-13 05:00:00

El dilema de la doble calzada a Cúcuta

En junio pasado se firmó el contrato entre el INVIAS y el consorcio Vías Nacionales (Mario Huertas y Meyan) por $ 295 mil millones con el siguiente objeto: 1) Diseñar y construir la segunda calzada entre el kilometro 8 y el kilometro 70 (Cuestaboba), y 2) Diseñar la interconexión de la vía San Gil – Bucaramanga con la vía Bucaramanga – Cúcuta.
El dilema de la doble calzada a Cúcuta

En otras palabras, se contrató el diseño y construcción de un tramo de la doble calzada a Cúcuta hasta donde alcancen estos recursos, porque con certeza serán insuficientes para construir este tramo de nueva calzada. Y además, se contrataron los estudios definitivos de lo que será la variante que conectará la carretera de Bucaramanga – Bogotá con la vía Bucaramanga – Cúcuta, para evitar que el tráfico que viene y va entre el sur del país y Cúcuta, atraviese Piedecuesta, Florida, Girón y Bucaramanga, como hoy ocurre.

Sobre las variantes, hay dos propuestas: una denominada la “variante Helechales” que intercomunicaría el Kilometro 15 de la carretera a Cúcuta con la autopista a Floridablanca a la altura de Papi Quiero Piña. Y otra, nombrada la “Variante de Sevilla” que interconectaría el Kilometro 40 de la vía a Cúcuta con la Estación El Molino o Tres Esquinas, en Piedecuesta.

Si tenemos en cuenta, que según información dada por los contratistas, en el sentido de que se adelantarán las obras partiendo del kilometro 8 hacia Cuestaboba, y es más, que se cortarán y moverán 4 millones de metros cúbicos de tierra entre el kilometro 8 y el 18, me pregunto: 1) ¿Tendrá sentido hacer una doble calzada para llegar a un embudo como el que hoy se presenta a la altura del Barrio Morrorico? Y superado ese tapón ¿entregar ese tráfico en el norte de la meseta de Bucaramanga?; 2) ¿Se justificaría hacer una doble calzada, si una vez diseñada la variante se concluyera que lo optimo es desviar el tráfico desde el kilometro 15 o desde el kilometro 40?; 3) ¿Por qué no seleccionar primero la variante y con base en ello definir el punto de inicio de las obras?

Si bien es cierto, hacer esta inversión es muy importante, es más importante para nosotros y para Colombia que esa inversión sea útil. En consecuencia, urge examinar con racionalidad técnica esas decisiones, que hoy se toman desde el nivel nacional y pedir participar en ellas, en defensa de los intereses de Santander.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad