La Ley de Garantías | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-14 05:00:00

La Ley de Garantías

Por encima de cualquier consideraci√≥n de orden formal, es una verdad de a pu√Īo que el pa√≠s se encuentra ya viviendo una campa√Īa electoral para la Presidencia de la Rep√ļblica y que ella es √°lgida. Hay candidatos que han hecho p√ļblico su anhelo de llegar a la Casa de Nari√Īo y a ellos se suma la decisi√≥n a√ļn no reconocida abiertamente del presidente Uribe de volver a presentar su nombre a estudio de los colombianos para por tercera vez consecutiva, ser primer mandatario de la Naci√≥n.
La Ley de Garantías

As√≠, esta ser√° una campa√Īa electoral at√≠pica ya que por primera vez en m√°s de 100 a√Īos, Colombia ser√° escenario de la aspiraci√≥n de un Presidente a ser reelegido desde las alturas del poder para un tercer per√≠odo consecutivo.

Lo anterior quiere decir que as√≠ no sea la intenci√≥n del presidente Uribe, como consecuencia de todo lo que rodea al cargo que desempe√Īa y por tener Colombia un r√©gimen marcadamente presidencialista, su aspiraci√≥n de ser reelecto lo sit√ļa en un estrado privilegiado frente a aquellos que tambi√©n, siendo candidatos presidenciales, deben ser sus pares y estar en igualdad de condiciones.

Efectivamente, hay una frontera muy tenue entre los actos propios de la administraci√≥n y los actos de un candidato que busca el apoyo ciudadano. Ello hace que no sea tarea f√°cil el establecer cuando un desplazamiento, opini√≥n, actitud o toma de decisi√≥n sea propia del gobernante y cu√°ndo sea el acto de campa√Īa de alguien que pretende ser favorecido por el voto popular.

Esa situación pone en condiciones desiguales a los otros candidatos a la Presidencia, razón por la cual es urgente que los actos de todos los aspirantes tengan las mismas garantías de despliegue informativo y notoriedad.

El desbalance entre los candidatos no le hace bien a la democracia ni a las instituciones republicanas. Por eso es urgente e inaplazable el expedir una Ley de Garant√≠as Electorales que regule y asegure el que la campa√Īa ser√° un escenario igualitario para todos los aspirantes al primer cargo de la Naci√≥n.

A diario se oyen quejas de lo dif√≠cil que es para los candidatos a la Presidencia el competir en igualdad de condiciones con el Presidente Uribe y traen a la memoria diversos episodios que ocurrieron en la campa√Īa electoral de 2006, en la que hubo m√°s de un motivo de queja en tal sentido de parte de los otros aspirantes a la Presidencia.

No hay un solo argumento que justifique v√°lidamente el que a√ļn no sea oportuno expedir la Ley de Garant√≠as. Dilatar su promulgaci√≥n no habla bien del pa√≠s ni de quienes conforman el equipo de gobierno. Por ello debe la Casa de Nari√Īo calmar los √°nimos e impulsar la r√°pida expedici√≥n de dicha Ley, esa que es imprescindible para que la democracia colombiana no sufra m√°s lesiones graves en los meses que siguen.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad