Le rompo la cara, marica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-14 05:00:00

Le rompo la cara, marica

Después de recordarnos que la palabra ´mafia` se refiere a una organización criminal de origen siciliano, la Real Academia extiende el uso del término a “cualquier organización clandestina de criminales”. Las mafias no siguen ninguna ley, ellas tienen las propias que se basan en el uso de la fuerza, de la pólvora y el reguero de muertos; también utilizan el pago de recompensas por delaciones o por los “ajustes” que hay que hacer de vez en cuando y, obviamente, tienen sus propios términos como: “véndame o le compro a la viuda” o, el más famoso en Colombia, porque fue lo que le dijo el gran capo a ´Mechudo`, su asesor fotográfico en la Casa de Nari: “si me lo encuentro, le rompo la cara marica”.
Le rompo la cara, marica

Quizás esta expresión de nuestro amado Presidente, fue el banderazo que esperaban diversos grupos en el país para salir de las cuevas y atacar con todo. Se conformó, entonces, la coalición uribista en el Congreso, cartel que siempre ha estado manejado por el jefe máximo, y se repartieron notarías, las gerencias de todos los institutos, embajadas, consulados, etc. Acto seguido, utilizaron sus propias leyes para hacerse reelegir y volvieron a repartirse el presupuesto nacional, esta vez en la forma de los incentivos para el campo colombiano.

Todo esto pasó con el apoyo, la formación, la educación y el direccionamiento que día a día daban al pueblo otros grupos de aquellos, llamados legalmente “programadoras de televisión”. Así aparecieron, para deleite de las señoras “bien”, de jóvenes ambiciosos y de niñas inocentes, series como “La virgen de los sicarios”, “La vendedora de rosas”, “Maria llena eres de gracia”, “Sin tetas no hay paraíso”, “El cartel de los sapos”, “Los protegidos”, “La viuda de la mafia”, “Pandillas, guerra y paz”, “El capo”, “Las muñecas de la mafia”.

Hoy, además, estas mafias de la televisión, bendecidas por el gobierno que no hace ningún intento por ocultar su esencia, venden esta narco cultura colombiana al mundo entero y, por supuesto, en todas partes nos admiran porque: tenemos un gobierno muy perverso, los matones más salvajes, la Policía más corrupta, los políticos más ladrones, las niñas mas tetonas, los jóvenes más ricos, las mujeres más *** del planeta y al que nos diga algo que no nos gusta... “le rompemos la cara, ***”.

En eso nos convirtieron ante el mundo y, lo que es peor, ante nosotros mismos. Ya vamos mejorando, pero todavía queda un 64% que apoya toda esta cultura mafiosa.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad