Ojo con el turismo científico | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-16 05:00:00

Ojo con el turismo científico

Los trasplantes de órganos han sido uno de los más grandes avances de la medicina moderna, y ha sido preciso gran esfuerzo científico para llegar al nivel de desarrollo que hoy se tiene, pero no hay que olvidar que esos procedimientos sólo son posibles por la solidaridad y altruismo de los donantes y sus familias y, por ende, todo acto cercano a su comercialización debe ser proscrito.
Ojo con el turismo científico

El sistema normativo que garantice la seguridad del donante y del receptor y la aplicación de normas y prohibiciones sobre prácticas no éticas, ha sido motivo de preocupación mundial y existen claras directrices como la resolución 57.18 de la OMS, y se ha debatido en diferentes reuniones científicas como Mar del Plata 2005, La Habana 2008 y Estambul 2008, en la cual se estableció que “el tráfico de órganos y el turismo de trasplantes violan los principios de igualdad, justicia y respeto de la dignidad humana y deberán prohibirse”.

Colombia, además de adherir a estas manifestaciones, mediante el decreto 2493 de 2004, creó la Red de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, y estableció en su artículo 40 que los extranjeros no residentes en nuestro territorio sólo pueden acceder a órganos y tejidos en el país, cuando no haya potenciales receptores residentes en lista de espera.

Pues bien, a pesar de que esta lista de espera es bien extensa, ha venido haciendo carrera la promoción en el exterior de paquetes turísticos que incluyen trasplante de órganos, con eficiente apoyo no sólo médico sino también jurídico para que, invocando la protección de los derechos fundamentales de solventes turistas, mediante acción de tutela, logren rápidamente su inclusión en la lista de favorecidos, como señalan diferentes medios de comunicación, entre ellos el diario La República de República Dominicana, del 29 de octubre pasado, resaltando la atención de 132 dominicanos por encima de los pacientes nacionales.

Con toda razón, pregunta el periódico El Tiempo en reciente nota editorial: “¿Por qué los jueces están fallando a favor de estos extranjeros?, ¿Quiénes son los patrocinadores de esta práctica y cuáles son sus reales intereses?, ¿A qué se debe que haya entidades hospitalarias y profesionales de la salud y del derecho, justificando el tema?”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad