Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 06:29 am

¬ŅLa hora de los malos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-18 05:00:00

¬ŅLa hora de los malos?

Me parece que la Academia Sueca a buena hora haya desechado la mala idea de conceder el Premio Nobel de la Paz a Piedad Córdoba, porque se hubiera interpretado como premiar a quienes simpatizan con el terrorismo, pero acertadamente si, la decisión final de entregarlo al Presidente Barak Obama a pesar de que podía tener consecuencias indiscutiblemente peligrosas.  
¬ŅLa hora de los malos?

Este premio estimula, en √ļltimas, la intenci√≥n que tiene Obama de aplicar una nueva pol√≠tica, a√ļn no trasl√ļcida, que deja demasiado campo a expresiones como de los fascistoides orangutanes de algunas rep√ļblicas latinoamericanas que han encontrado en el llamado Socialismo del Siglo XXI la manera de atrasar el desarrollo regional durante otros veinte a√Īos.

Es obvio que, de haber ocurrido el caso Honduras durante el gobierno de George W. Bush el desarrollo del mismo habr√≠a sido muy diferente: con la ayuda de su vicepresidente, Cheney, Bush habr√≠a respaldado a los hondure√Īos sin dilaciones y Ch√°vez, que es el verdadero responsable de la crisis de este pa√≠s centroamericano, se habr√≠a quedado con el burro ensillado. Pero, en cambio, la postura de Obama, en su af√°n de aparecer, probablemente, como no intervencionista, ha dejado que las cosas discurran de manera tan peligrosa, que a√ļn no es imposible que Honduras termine envuelta en llamas debido a la perniciosa injerencia de Hugo Ch√°vez.

Por decirlo de una manera suave, la postura de Obama es demasiado acad√©mica, un esquema √ļtil para la especulaci√≥n intelectual en las aulas de clase, pero en modo alguno para mantener equilibrio en un mundo desquiciado en el que se requiere la oferta del garrote y la zanahoria m√°s propios de la tradici√≥n norteamericana, un modelo del cual fue promotor especial el presidente Nixon, para quien estaba claro que los pa√≠ses poderosos deben utilizar mano fuerte cuando las circunstancias lo exigen, si es que han de seguir siendo poderosos.

De modo que el premio Nobel en cuesti√≥n tiende a comprometer a Obama en la continuaci√≥n de las idealistas pol√≠ticas por √©l anunciadas, con la consecuencia de que si el Presidente de los Estados Unidos cediera a la tentaci√≥n terminar√≠a despejando el camino para esa clase de pol√≠ticos emergentes, ignorantes y resentidos que, por cuenta de ese ¬ęmultilateralismo¬Ľ, que refleja debilidad, m√°s que otra cosa, sentir√≠an que ahora que el pa√≠s m√°s poderosos del mundo, por as√≠ decirlo, pasa a la reserva, es la hora de los malos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad