Publicidad
Mié Mar 29 2017
20ºC
Actualizado 06:04 pm

“Me detuvieron sin deber nada” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-20 05:00:00

“Me detuvieron sin deber nada”

Ser caritativo y tener buen corazón, le significó a Jorge Iván Quecho Gómez ser indiciado como presunto responsable de un delito en el cual jamás participó.
“Me detuvieron sin deber nada”

Es que de hecho este hombre de 34 años y comerciante de carne en el mercado cubierto de San Gil, fue dejado en libertad la tarde del pasado martes, porque según advirtió la Fiscalía “no existe por el momento elemento material probatorio que demuestre la participación del capturado en los delitos investigados”.

La odisea de Quecho Gómez comenzó hacia las 9:00 de la mañana de ese mismo día, cuando tras visitar a un cliente en el municipio de Barichara, un sujeto le pidió un ‘aventón’ hacia San Gil mientras se movilizaba en su motocicleta Cripton color roja.

“Él me dijo ¡hágame el favor y me lleva a San Gil! Salía de un local de artesanías de piedra en donde yo conozco a los dueños y eso me dio confianza para decirle al tipo ¡bueno, súbase!”, relató.

Jorge Iván Quecho Gómez le aseguró a las autoridades que desconocía por completo que el sujeto que había recogido, era un delincuente que minutos antes había ingresado a una vivienda en el municipio de Barichara, de donde sustrajo dinero en efectivo, joyas y un televisor plasma de 32 pulgadas.

“Él me dijo que llevaba una piedra para tallar… todo estaba envuelto con una carpa amarrada con un lazo… yo no le vi nada de raro y arranqué. Jamás cruzamos palabra alguna. Luego ya fue cuando nos salió la Policía a la entrada a San Gil”.

El hombre capturado y luego dejado en libertad, asegura que se pegó el susto de su vida cuando fue detenido, esposado y regresado a Barichara para escuchar su versión.

“A mí me subieron adelante y al otro tipo atrás… él nunca dijo nada pero yo le preguntaba que por qué me implicaba, que yo no debía nada”.

De esta mala experiencia, Quecho Gómez señala que la lección es que en este país no se puede ser caritativo. Y si bien considera que la justicia actúo rápido, su anhelo es “que mi nombre y mi reputación queden limpios”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad