Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 07:14 am

Inspeccionan el pago por amor en Santander | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-21 05:00:00

Inspeccionan el pago por amor en Santander

Como una medida de inspección tributaria, la Gobernación de Santander comenzará a revisar con ‘lupa’ el pago del llamado “Impuesto al Amor” por parte de los moteles en la ciudad y su área metropolitana.
Inspeccionan el pago por amor en Santander

Aunque en promedio el Departamento percibe $28 millones y medio mensuales, de un total aproximado de $340 millones al año, la sección de recaudo departamental considera que las cifras presentadas por los establecimientos no son las que deberían, y que incluso, podrían estar llevando una doble contabilidad.

De 2007 a 2008 hubo un incremento significativo del 17 por ciento, pero los ingresos no concordarían con la alta actividad de los 102 establecimientos registrados en Bucaramanga como moteles y afines y los 16 que funcionan en el resto del Departamento  de manera legal.
    
El gravamen

Dicho tributo se creó mediante la ordenanza 018 del 30 de marzo de 2004, que fijó la tarifa de la contribución en 4% del valor del alquiler o alojamiento transitorio o temporal de habitación en cualquiera de sus modalidades, sin incluir IVA  y consumos.

En consecuencia, los moteles, residencias y afines, comenzaron a aportar el impuesto en junio de ese año cuando fueron recaudados $13 millones.

El problema para los recaudadores es que no han podido ejercer control efectivo sobre las ventas en este tipo de sitios, por cuanto habitualmente los clientes no reclaman sus facturas ni pagan con medios electrónicos, lo que facilitaría la doble contabilidad.

Según explicó el encargado de vigilar el comportamiento del gravamen, Mauricio Rúa, existen algunas dificultades para que los establecimientos admitan que ofrecen el servicio, por cuanto muchos se camuflan bajo la fachada de residencias familiares.

En todo caso, los afectados con los bajos pagos son los deportistas de Santander, pues el artículo 52 de la Constitución consagra el deporte y la recreación como gasto social y la Ley 181 de 1995, en su artículo 75 estipula que los entes deportivos departamentales contarán para su ejecución con las rentas que creen las asambleas, como el caso del “Impuesto al Amor”.

Justamente este año, el deporte santandereano requiere de millonarios recursos para asistir a los Juegos Nacionales.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad